Prevén que Agro y Energía empujen superávit comercial para 2019

Según la consultora Ecolartina, en el último trimestre se llegaría a un superávit comercial de u$s900 millones, lo que implicaría una mejora significativa respecto del déficit de u$s3.200 millones alcanzado en el último cuarto de 2017.

Ecolatina además señaló que “este año cerraría con un saldo comercial negativo de u$s5.500 millones, lo que implicaría una reducción del 34% respecto del rojo obtenido en 2017 (-u$s 8.300 millones), principalmente por la contracción de la actividad, producto de la crisis cambiaria de los últimos meses, y que “dado que ya tuvo lugar la salida de la magra cosecha gruesa, los envíos externos retomarían su dinámica positiva”.

A pesar del superávit comercial de bienes alcanzado en septiembre (u$s314 millones), en el acumulado de 2018 se registra un aumento del rojo del 27% interanual.

En ese sentido, la consultora remarcó que “la brecha entre el dinamismo de las compras y las ventas externas se viene acortando mes a mes (por caso, al cierre del primer semestre las variaciones eran del 13% interanual y un 6%, respectivamente), pero el aumento de los precios internacionales de las importaciones y la sequía agrícola que afecta las exportaciones, no permitieron que la misma desaparezca”, remarcó. Y para el año que viene, ya se espera un superávit comercial de bienes que “responderá tanto a un aumento de las exportaciones (que rondaría el 6%), como a un retroceso de las importaciones (caerían alrededor de 8%)”, estimó.

Para ello, la consultora consideró que “la recuperación del sector agropecuario será fundamental”. “La mejora en la competitividad cambiaria, mayores saldos exportables a raíz de la recesión y una economía brasilera más pujante con un real fortalecido (estimamos un importante influjo de capitales una vez superado el proceso electoral) explican la recuperación esperada”, precisó. Pero además, “las sensibles mejoras en la producción de petróleo y gas no convencional en Vaca Muerta ayudarían a sustituir importaciones energéticas e incluso sumarían a las exportaciones”, agregó. En cambio, sostuvo que “las compras externas se verían golpeadas por una economía local que no repunta y un tipo de cambio real que no volverá a apreciar de manera significativa”. Debido a todas estas cuestiones, espera que el superávit alcance los u$s3.500 millones.