Presionan Wall Street, el profit warning de Apple y los malos resultados de Walmart

El gigante tecnológico Apple (-2.3%) anunció este lunes un recorte de previsiones (‘profit warning’) de cara al segundo trimestre como consecuencia del impacto del brote de coronavirus en la producción de sus teléfonos y en la demanda de sus productos en China.

En un comunicado, anticipó que no cumplirá con las perspectivas anunciadas el pasado 28 de enero de cara al segundo trimestre del año, que contemplaban ingresos de entre 63.000 y 67.000 millones de dólares (entre 58.134 y 61.825 millones de euros).

Aunque no detalla el recorte de previsiones, la compañía con sede de Cupertino (Estados Unidos), adelantó que sus cuentas se verán afectadas por el impacto del coronavirus en cuanto a la producción mundial de iPhone, que se verá limitada temporalmente, como a la demanda de sus productos en China.

Así, el fabricante indicó que, aunque sus fábricas de iPhone están fuera de la provincia de Hubei, epicentro del virus, y sus instalaciones reabrieron, la producción se ha ralentizado y la escasez de suministro afectará temporalmente a sus ingresos en todo el mundo.

“La salud y el bienestar de cada persona que ayuda a que estos productos sean posibles es nuestra principal prioridad”, puntualizó el comunicado.

Esto se une a la menor demanda de sus productos en China como consecuencia del coronavirus, que conllevó al cierre de tiendas o establecimientos asociados, así como a la reducción del horario de apertura y la menor afluencia de clientes.

“Estamos reabriendo gradualmente nuestras tiendas minoristas y continuaremos haciéndolo de la manera más constante y segura posible”, ha indicado Apple, que recuerda que “la situación está evolucionando”.

El gigante tecnológico de la manzana anticipó que ofrecerá más información sobre sus cuentas el próximo mes de abril y ha señalado que es una compañía “fuerte” y se trata de unas circunstancias coyunturales.

“Nuestra primera prioridad, ahora y siempre, es la salud y la seguridad de nuestros empleados, socios de la cadena de suministro, clientes y las comunidades en las que operamos”, concluyó.

Bolsamanía