Presionan al oficialismo para proteger a deudores de créditos UVA

En un debate que contó con la presencia de tomadores de créditos UVA, diputados de la oposición presionaron ayer al oficialismo para que acompañe cambios en la legislación que apunten a paliar la situación de los deudores que accedieron a esas líneas de financiamiento para la vivienda propia.

El problema que acucia a las familias que entraron en créditos indexados en UVA (en valores cercanos a la inflación) es que los salarios vienen en este 2018 muy rezagados en la carrera con la inflación.

La audiencia, organizada por la diputada del Frente para la Victoria Mónica Macha, estuvo teñida por los testimonios de deudores que, algunos entre sollozos, relataron sus penurias por no poder afrontar el peso cada vez más grande que tiene la cuota de los créditos respecto a sus ingresos.

Es el caso de Sergio Giordano, un monotributista que no pudo contener las lágrimas al relatar la odisea que para él representa cumplir con la cuota, y el temor de no poder hacer frente a ese compromiso.

También la docente marplatense Andrea Scoppa se emocionó al contar las “dudas” iniciales que tenía cuando contrajo la deuda, a sabiendas de que “algo así podía pasar pero no en esta magnitud y en un plazo tan corto”.

El periodista especializado en temas vinculados a vivienda Jairo Straccia, invitado como especialista a la reunión, intentó consolar a los tomadores de créditos al esgrimir que, pese al dolor” que implica no poder sobrellevar la deuda en el actual contexto económico, la opción de los UVA fue una “apuesta” conveniente frente a los “abusos” del mercado de los alquileres inmobiliarios.

Argumentó que con la devaluación de este año, la deuda total medida en dólares se achicó considerablemente, y en última instancia, de no poder seguir pagando las cuotas, se podía vender la propiedad y “hacer una diferencia” en dólares.

El comentario cayó mal entre los deudores presentes, que abuchearon al expositor, al considerar que no estaba planteando una solución a su necesidad de pagar por la vivienda propia.

El economista de la UBA Ariel Setton coincidió en que los deudores se capitalizaron en dólares pero señaló que eso “no es la solución” a su problema, que tiene que ver con que “está en riesgo la capacidad de repago cuando la inflación y los salarios no van de la mano” y cuando “no hay un mecanismo de compensación de por medio”.

Explicó que, “cómo máximo”, la relación entre el monto de la cuota del crédito UVA y los ingresos de los deudores, era del 25 por ciento cuando entraron, y que producto de la inflación va a escalar al 28,5 por ciento en septiembre.

En este marco, consideró que el crédito UVA “fue lo que fue por las tasas de interés que ofrecían los bancos pero que “hoy ya no conviene tomar” ese tipo de préstamos.

Por su parte, Macha, quien presentó en julio un proyecto de su autoría para que los montos de las cuotas ya no se ajusten por UVA sino que contemple la variación de los salarios, recalcó que para dar una respuesta a la urgencia es primordial establecer una “instancia legislativa”.

“De modo que frente a la inflación y las paritarias salariales, se defina el monto de los créditos en función de lo que sea menos costoso para las familias argentinas”, explicó la dirigente de Nuevo Encuentro.

El diputado del Frente para la Victoria Axel Kicillof, en tanto, recordó que la ley del 2016 que dio pie a la proliferación de los créditos UVA, y que el kirchnerismo no acompañó, “es un proyecto buenísimo para el banquero porque se protege de la inflación y si alguien no puede pagar la cuota se queda con el departamento”.

“El banquero tiene riesgo cero, el problema lo tienen las familias”, alertó el ex ministro de Economía, que definió la promoción de esas líneas de crédito por parte del Gobierno como “un caso de publicidad engañosa”.

“Es como si en el medicamento no te avisara que si vos tenes tal enfermedad de origen esto te puede traer una complicación. En la campaña decían que eran el Gobierno que mas créditos había dado en la historia. Se olvidó de decirle a la gente algo que era muy probable que, como pasó siempre que hubo gobiernos de este tipo, los salarios iban a ir por debajo de la inflación, y la gente no iba a poder pagar la cuota”, cuestionó.

En total son seis los proyectos de ley ingresados en la Cámara de Diputados para morigerar los efectos del incremento de las cuotas producto del salto inflacionario.

Además de la de Macha, se destaca una iniciativa del diputado del diputado José Luis Gioja (FpV-PJ), que propine reemplazar el coeficiente CER y el Índice del Costo de la Construcción por el Coeficiente de Variación Salarial (CVS), para establecer el monto de la cuota.

En cambio, el proyecto del diputado del Frente Renovador Marco Lavagna permite que los bancos sigan cobrando continúen en base al actual coeficiente de indexación, pero los deudores ajusten sus cuotas por la dinámica salarial, mediante el Coeficiente de Variación Salarial (CVS).

Para cubrir la diferencia, el diputado massista propone crear un Fondo Fiduciario de Compensación Hipotecaria.

En el encuentro también estuvieron, entre otros, los diputados Agustín Rossi (FpV-PJ), Daniel Arroyo (Frente Renovador), Pablo Kosiner (Justicialista), Javier David (Justicialista) y Alfredo Olmedo (Cambiemos).

(Fuente NA y Agencias / Imagen La Capital, Rosario)