Por menores importaciones, nuestro país logró otro superávit comercial con Brasil en agosto

En agosto, el intercambio bilateral de bienes con Brasil estuvo virtualmente en equilibrio, arrojando un leve superávit de USD 30 millones, más que revirtiendo el déficit de USD 150 millones alcanzado en igual mes del año pasado.

“Más allá de esta buena noticia, al desagregar los números las mejoras desaparecen: el desenlace respondió a un desplome del flujo de comercio (-36% i.a.) ya que tanto las exportaciones como las importaciones mostraron importantes caídas en la comparación interanual (-30% i.a. y -40% i.a., respectivamente)”, amplifica un reporte de Ecolatina.

La dinámica negativa da cuenta de que las economías de ambos países están lejos de atravesar sus mejores momentos. Sumado a la consabida crisis de nuestro país, las proyecciones de crecimiento de la economía brasileña vienen sufriendo un recorte sistemático, y ya perforaron el 1% i.a. para 2019, cuando a comienzos de año se ubicaban en la zona de 2,5%.

Más allá del deterioro generalizado de las importaciones brasileñas, vale destacar que la contracción de las ventas desde nuestro país duplicó a la del resto del mundo (-16% i.a.), lo que provocó que nuestra participación en las importaciones de dicha economía pasara de 6,3% en agosto 2018 a 5,3% en igual mes de 2019. Pese a este dato desalentador, vale remarcar que en el acumulado interanual los retrocesos son prácticamente iguales (-3,4% i.a. – 3,3% i.a.), de modo que el mal desempeño de agosto parecería responder más a la crisis interna que a una verdadera pérdida de presencia en el mercado brasileño. Esperamos entonces que el número se regularice en los próximos meses.

Con estos datos, 2019 cerraría con una balanza comercial bilateral prácticamente equilibrada e incluso con un leve superávit, menor a USD 1.000 millones. Si bien la mejora obedecerá a un desplome de las importaciones, cercano a 30% i.a., no deja de ser una buena noticia en un marco donde nuestro país necesita imperiosamente cuidar las divisas.

Por menores importaciones, nuestro país logró otro superávit comercial con Brasil en agosto. Fuente: Ecolatina