Por liquidación de agrodólares, el minorista bajó 17 centavos

La divisa norteamericana cerró a $41,40 para la compra y a $43,40 para la venta del minortista, en el banco Nación, luego de una sesión con altibajos, de acuerdo al pulso global.

Varios operadores explicaron que la baja en la cotización fue local, y se produjo puntualmente por el ingreso de agrodólares proveniente de la cosecha, que ingresan al mercado a un promedio de u$s 100 millones diarios.

En la rueda con mayor volumen negociado del año, la divisa operó con tono cambiante y con un recorrido mixto y sinuoso, que solo definió la tendencia en el último tramo.

La oferta de dólares proveniente de los ingresos desde el exterior dominaron el primer tramo del día, lapso en el que se registraron los mínimos al operarse en los $ $ 42,10, treinta y ocho centavos debajo de los valores registrados en el cierre anterior.

Luego, la suba del dólar en los mercados internacionales contagió al mercado local, que a media mañana reflejó un cambio de tendencia con suba pronunciada de la cotización de la moneda norteamericana. Los precios escalaron posiciones rápidamente hasta tocar máximos en los $ 42,65 en los momentos de mayor presión de la demanda.

Sin embargo, en el último tramo de la sesión mejoró la oferta y los valores del dólar retrocedieron hasta ubicarse en el final de la fecha ligeramente por debajo del cierre previo.

“Con un muy buen volumen de negocios, el mercado doméstico pareció sortear con relativo éxito el shock del jueves pasado y el contagio del exterior de la fecha, manteniendo la cotización sin muchos cambios respecto del comienzo de la semana”, destacó el analista Gustavo Quintana.

El dato, añadió, puede anticipar un período de relativa estabilidad que se mantendrá hasta la semana próxima cuando se inicie el ciclo de compensaciones de fin de mes”,

Dólar en el mundo

El dólar se mantenía cerca de máximos de tres semanas el martes, ya que un descenso en la volatilidad del mercado aumentaba la demanda de activos más riesgosos, en una sesión en que el alza de los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos también ofrecía respaldo.

Los retornos de los bonos a 10 años han subido más de 20 puntos básicos en las cuatro últimas semanas, hasta un máximo de un mes, incrementando la demanda de activos denominados en Estados Unidos.