Por la sequía, el Gobierno declara en “emergencia agropecuaria” a La Pampa

La medida rige desde 24 de octubre de 2019 hasta el 21 de abril de 2020.

El Gobierno nacional, mediante el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, declaró en la provincia de La Pampa el estado de emergencia o desastre agropecuario, según corresponda, desde 24 de octubre de 2019 hasta el 21 de abril de 2020. La medida se toma como consecuencia de la sequía a las explotaciones agrícola-ganaderas, de lotes en departamentos del este, centro, oeste y sur de esta jurisdicción.

Según la resolución 144/2019 publicada este miércoles en el Boletín Oficial, el 21 de abril de 2020 es la fecha de finalización del ciclo productivo para las explotaciones agropecuarias afectadas. Asimismo, los productores afectados deberán presentar certificado extendido por la autoridad competente de la provincia, en el que conste que sus predios o explotaciones se encuentran bajo las condiciones establecidas en la normativa.

En tanto, el Gobierno Provincial remitirá a la Secretaría Técnica Ejecutiva de la Comisión Nacional de Emergencias y Desastres Agropecuarios, el listado de los productores afectados, acompañando copia del certificado de emergencia emitido por la autoridad provincial competente. Así, las instituciones bancarias nacionales, y la AFIP arbitrarán los medios necesarios para que los productores comprendidos en la presente resolución gocen de los beneficios previstos.

A mediados del mes de septiembre, el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca declaró el estado de emergencia agropecuaria en las provincias de Santiago del Estero, Mendoza y Río Negro. De este modo, mediante la resolución 57/2019 declararon el estado de emergencia y/o desastre agropecuario, en Santiago del Estero por un plazo de 12 meses, a partir del 1 de enero de 2019.

También fue declarada en esta situación la provincia de Mendoza, respecto de las propiedades rurales ubicadas en zonas bajo riego de los distritos que a continuación se consignan y que hayan sufrido un daño del 50% y hasta el 79% en su producción, por efectos de heladas tardías parciales y tormentas con granizo, ocurridas durante el período agrícola 2019/2020.

Fuente: NA