Por la devaluación ya estiman la inflación cerca del 50%

Economistas esperan que la devaluación de casi 23% ocurrida este lunes, provocará impacte en la inflación de mitad de agosto y septiembre.

Aunque no hay estimaciones, ayer el presidente Mauricio Macri admitió que tendrá un impacto, al asegurar que “somos más pobres que antes de las PASO” y “la baja de la inflación se va a revertir por la inestabilidad en el tipo de cambio”.

Por la devaluación ya estiman la inflación cercana al 50%, y que el pase a precios no sería brusco por la fuerte caída del consumo

En despachos oficiales se baraja que la suba de precios mensual volverá a estar en el orden del 3%

Según el economista Agustín D’Attellis, “la devaluación de hoy (por ayer), inevitablemente tiene traslado a precios. La estimación de 40% de inflación anual que se venía manejando va a ser mucho mayor”.

D’Attellis coincidió con otros economistas en que hoy por hoy “el dólar no tiene techo”.

La corrida de la divisa norteamericana s suma a unc uadro de consumo preexistente, en números rojos.

Según la consultora Fokus Market, el primer semestre del año concluyó con una caída del consumo del10,6% comparándolo con el mismo periodo del 2018

“Las variaciones en GBA fueron más profundas que en el Interior. Las transacciones, con una variación del -4,55% interanual, nos indican que sigue continuando la tendencia de restruicción de consumo” afirma Damián Di Pace.

Para Di Pace, “el pass-through producto de la devaluación del peso se estará dando en los próximos días aunque con los datos que venimos relevando en los diferentes rubros y categorías de consumo masivo será imposible que sea brusco porque aún en el acumulado del año tenemos caída con un 9% de baja de ventas en forma interanual”.

Sin embargo, para el consultor, la preocupación está dada por los altos niveles de stock con los que cuentan la industria alimenticia y supermercados que nuevamente tendrán una coyuntura más desfavorable

Otros datos de consumo

  • La variación de precios acumulada de la canasta de consumo de productos empaquetados es del 54,3%, la familia de Cuidado Personal es la que presenta un incremento mayor (65%), seguido por Alimentos (58%) y limpieza (56%) y finalmente Bebidas con el menor incremento (42%)
  • El 37% de las variaciones negativas ponderadas se concentran en Bebidas sin Alcohol y los Lácteos. En las primeras lo más relevante se observa en Gaseosas, Aguas Saborizadasy Jugos. En los lácteos, los mayores impactos se mostraron en Leches, Yoghurt, Quesos y Postres.
  • Dentro de ese marco, la Canasta Básica (y si bien contiene categorías que aun muestran caídas de consumo, como Pan de Molde, Conservas, Yerbas) mostro algunas categorías como Harinas, Harina de Maíz, Arroz, Azúcar, Pastas Secas, etc., con variaciones positivas.

En medio de la turbulencia financiera

Los proveedores, comerciantes y empresarios pymes alertaron que “no hay listas de precios”, por lo que “nadie quiere vender insumos”.

Las concesionarias de autos también paralizaron las ventas a la espera de tener un precio sobre el cual posicionarse. Y es que hay que recordar que en el arranque del lunes post electoral el dólar arrancó en el mercado online ya a cerca de $50 sobre los $46,55 del viernes, llegó a $62 y luego moderó algo el alza para cerrar en $57,30.

Ahora se espera ver qué ocurrirá con las listas de precios en los supermercados con los alimentos.

También el impacto que pueda tener en los surtidores de naftas, sector con el que el Gobierno había pactado un freno en las subas de cara a las elecciones. Además, otro sector sobre el cual hay atención son las cuotas de los créditos UVA, que se ajustan por inflación.

Con información de Ámbito Financiero y Fokus Market