Por costo de una PC nueva, se pueden cambiar los discos rígidos de seis

El incremento de los precios de equipos informáticos debido a la devaluación del peso, hecho que se suma a la reducción de presupuestos de inversión como consecuencia de la crisis económica que vive el país, ha llevado a las empresas a buscar alternativas a la hora de actualizar el parque instalado de PCs. Geraldine Stack, Business Manager SSD & CKD Latin America de Kingston, explica a Tecnopymes los beneficios que ofrece en ese sentido la tecnología de la marca de la cabeza roja.

“SI TOMAMOS LA CANTIDAD TOTAL DE UNIDADES DE ESTADO SÓLIDO INGRESADOS AL PAÍS HASTA EL 30 DE SEPTIEMBRE, TENEMOS UN LIDERAZGO CON 44% DE PARTICIPACIÓN DE MERCADO, EL DOBLE DEL COMPETIDOR QUE NOS SIGUE.”

Por el mismo costo de adquirir una computadora nueva las empresas pueden cambiar el disco rígido de 6 equipos por uno de estado sólido, aseguran desde Kingston Technology –dependiendo del modelo y de la capacidad de la unidad SSD–, logrando de esta manera una mejora considerable en el funcionamiento general del equipo, extendiendo su vida útil por varios años más.

“El impacto es muy notorio, bajando al menos a la mitad el tiempo de booteo de Windows y la carga de aplicaciones, especialmente cuando se combina, además, con el upgrade de memoria RAM. La performance no sólo mejora muchísimo, sino que es en casi todos los casos superior a la que tendría un equipo nuevo, y por una fracción del costo”, aseguró Stack a este medio. Y completó: “Cuando el upgrade se realiza sobre una notebook, además de la performance, se gana mayor autonomía de la batería, ya que el SSD consume hasta 10 veces menos que el disco mecánico, sin contar la robustez y tranquilidad al usuario que brinda al ser mucho más resistente a golpes y vibraciones.”

La entrevistada destacó que hace años que Kingston trabaja en la inserción de SSD en los mercados, pero que esta tendencia comenzó a crecer con fuerza sobre todo en 2018, de la mano de una importante baja de costos de estas unidades. En ese sentido, comentó que las de 240 GB permanecen como las más vendidas mientras que las de 480 GB son las que más crecen, capacidad que satisface la mayor parte de los usuarios en ambientes corporativos.

Por otra parte, si bien afirmó que todos los productos SSD, SATA y NVMe de Kingston son recomendados para hacer upgrade, teniendo en cuenta que la tecnología en Argentina es principalmente SATA, explicó que los modelos A400 o KC600 son los más adecuados por durabilidad y seguridad para protección de la información.

Entendemos que ya se ha instalado, al menos dentro del mercado corporativo, que una unidad de SSD extiende la vida útil del producto y permite lograr más velocidad de procesamiento y mayor resistencia del equipo. Sin embargo, la ejecutiva sostuvo que sigue siendo un producto de tecnología relativamente nueva y que “las empresas no la buscan porque tienen el concepto de que es cara pero es muy accesible para hacer setup”. En tal sentido, destacó: “Llegar al usuario final con este mensaje es importante, porque la inversión es mínima en comparación con lo que ganas en productividad. En general el equipo es percibido por el usuario como el doble de rápido, y en casos puntuales como edición de fotos y videos, puede ser de hasta 5 o 10 veces más veloz si se usan los SSDs NVMe de alta gama”.

Asimismo, mencionó otras ventajas, como el uso de un SSD Opal como el KC600 para encriptar la información en segundos –mientras que en un disco mecánico esta tarea requiere horas– haciendo mucho más fácil el trabajo del personal de TI, y minimizando los tiempos de respuesta y soporte.

Amplia propuesta

Stack resaltó la diversidad de la línea de productos SSD de Kingston, versátil en formatos (M.2 y 2.5” SATA y NVMe PCI express) y capacidad (120G-4TB). “Contamos con una línea que incluye SSD para servidor, para rango medio de empresas o nivel de entrada para usuario final”, dijo al respecto.

Asimismo, la ejecutiva hizo especial hincapié en la virtualización como segmento que sigue creciendo fuertemente en la región: “Kingston ha expandido fuertemente su línea de SSDs para entornos de servidor. Hoy contamos con la línea DC (Data Center), entre los cuales el DC500 obtuvo recientemente las certificaciones de VMware y vSAN , y está empezando a ser adoptado en estos entornos debido a que cuenta con los más altos estándares de protección en la confiabilidad de los datos y además tiene un precio disruptivo para el segmento”, afirmó.

“Para nosotros es muy importante que nuestros clientes, partners y resellers sepan que cuentan con todo el apoyo y que tenemos las herramientas. Las pymes pueden sentir la confianza que están trabajando con una marca que brinda respaldo y que siempre cuentan con el apoyo Kingston para seguir creciendo juntos. Ofrecemos todo el acompañamiento y contamos con una estrategia corporativa para apoyar en canal en pre y post postventa. Tenemos recursos para apoyar el mercado”, concluyó.

Enfasys