Piden regreso de los CEDIN y otras medidas para reactivar el sector

– Consideran que un nuevo blanqueo permitiría que se repatríen capitales y que el dinero “depositado en el colchón bank” ayude a dinamizar la economía e incrementar la recaudación.

Al ya golpeado mercado inmobiliario la llegada del Covid-19 agudiza la crisis del sector. Desde éste proponen que, una vez levantadas las restricciones sanitarias, el Estado avance en un nuevo blanqueo de capitales que tenga como instrumento central el Certificado de Depósito para la Inversión Inmobiliaria (CEDIN). Estos papeles, que debían ser volcados a la compra de inmuebles, fueron creados en 2013 y eran entregados a aquellos ahorristas que decidían sincerar el dinero que tenían fuera del circuito de la economía formal.

“En febrero tuve una reunión con la ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa, y le manifesté que el CEDIN debería volver a funcionar, ya que después del blanqueo fenomenal que se hizo en 2016 con el Gobierno anterior se siguió generando plata negra, se continuó comprando en el blue y ese dinero hoy está en el exterior o en el colchón bank”, aseguró Armando Pepe .
“Desde que se firmaron los últimos créditos UVA, en mayo de 2018, venimos en caída libre. Con los CEDIN dinamizaríamos el sector de los usados y de los departamentos nuevos o en condiciones de terminar”, se entusiasmó Pepe. Y también se refirió a los beneficios que, según su visión, traería esta operatoria al Estado: “Es dinero que ingresa a la economía sin que el Gobierno tenga que poner un peso. Y, además, incrementaría la recaudación en sellos, IVA, bienes personales, ganancias e ingresos brutos”.

El presidente del Consejo Directivo del Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos, Carlos Allende, señaló: “Los CEDIN cumplieron una función importante en un momento en que el mercado inmobiliario estaba muy aquietado. Sería una buena iniciativa que vuelvan cuando se calme esta situación”.

Este aseguró que 2019 fue el año más bajo en materia de escrituras en CABA desde que ellos tienen registros (1998) y que el primer bimestre de 2020 fue 33% peor que el tándem enero-febrero del año anterior. “En 2002, que también había sido un año muy malo, el entonces presidente Eduardo Duhalde decidió que la gente pudiera sacar la plata del Corralón para comprar inmuebles. Si bien duró poco, fue una medida que ayudó a dinamizar”.

Estimó: “Una repatriación de capitales, con buenos beneficios para quien acepte puede ayudar mucho a la economía. Todo blanqueo de dinero es plata que entra al circuito y paga impuestos”.

Por su parte, el presidente de la Cámara Empresaria de Desarrolladores Urbanos (CEDU), Damián Tabakman, indicó que el sector al que representa estaba entusiasmado con la idea del CEDIN, pero que en el contexto actual, “en medio del tsunami”, es una idea que ni se plantean. “Tal vez pueda reflotarse cuando hayan pasado seis meses de que termine el tsunami”.

Más allá de esto, el titular de CEDU explicó que la cadena de pagos en el área que él representa está completamente cortada. “La gente que ingresó en un pozo no está pagando las cuotas porque está cuidando su propia liquidez. Pero nosotros estamos obligados a mantener las compañías vivas y seguimos pagando sueldos de obreros, capataces y directores. Pero es muy difícil trabajar sin ingresos. Una quincena se puede, dos también. Pero si se estira mucho ya no sé…”.

Otras propuestas a Bielsa: que se aplique la desgravación de IVA a la compra de inmuebles que tengan un valor menor a las 140 mil UVA. “Un plan nacional de construcción de viviendas de interés social, copiando el modelo uruguayo: con exención de impuestos y con la obligación de alquilar”.

Fuente: Ámbito