Piden que se puedan comprar dólares contra una escritura

Después de la reunión que mantuvieron la semana pasada, referentes del sector inmobiliario volverán a reunirse hoy con autoridades del Banco Central (BCRA) para destrabar una situación que se generó con el nuevo límite de US$10.000 para la compra de dólares. Básicamente, ese techo hace que quien contaba con pesos para comprar una propiedad no pueda adquirir los dólares por la vía legal.

Piden que se puedan comprar dólares contra escritura. Referentes del sector volverán a reunirse hoy en el BCRA; los escribanos también solicitan audiencia

La propuesta del sector, según explicó Armando Pepe, presidente del Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad (Cucicba), es que los escribanos manden la escritura al banco del comprador 72 horas antes de la operación para que la entidad pida autorización al Central y en ese plazo estén los dólares en la sucursal para concretarla.

Más allá de esto, también buscarán avanzar en cuestiones más técnicas vinculadas con la comunicación A 6770 del BCRA, que habla de “registros o escrituras”, para que también se tengan en cuenta otros instrumentos. “No está claro porque, por ejemplo, vos podés haber escriturado un departamento de US$150.000 en enero y terminar de pagar ahora en diciembre y que no te vendan los dólares, con lo cual deberíamos hablar de escrituras e hipotecas firmadas”, aclaró Pepe, y dijo que en los bienes registrables también deberían entrar boletos y fideicomisos en dólares.

Fuentes del BCRA, en tanto, dijeron que el encuentro de hoy estaba previsto “para seguir conversando y evaluar diferentes opciones”.

Problemas

Pero autoridades de los colegios de escribanos de la provincia de Buenos Aires y de la Ciudad pusieron algunos reparos a la propuesta de los inmobiliarios y pidieron también ser convocados (ambos colegios solicitaron formalmente una reunión con el presidente del BCRA, Guido Sandleris).

Más cerca de la propuesta está el Colegio de Escribanos bonaerense, cuyo presidente, Ignacio Salvucci, solo tiene reparos operativos.

Según explicó, la antelación de 72 horas no debería existir, ya que la comunicación del banco del comprador con el BCRA para la autorización de la compra de dólares debería ser en simultáneo, para lo cual se tendría que dotar de un mayor poder a los bancos como el que tienen la entidades y los escribanos para evitar operaciones sospechosas de lavado de activos. Y la copia de la escritura quedaría para el final para terminar de autorizar la operación.

“El temor del funcionario es habilitar instrumentos para la fuga de dólares. El boleto sin fecha no va a convencer al funcionario. Tiene que haber una escritura y que los bancos estén jerarquizados para autorizar la compra de dólares, siempre que la operación tenga lugar en el banco”, explicó.

Por su parte, el presidente del Colegio de Escribanos porteño, Claudio Caputo, también desestimó lo del plazo de 72 horas y las comunicaciones entre bancos por “inconducente” y porque hay datos que figuran en la escritura con los que no se cuenta con esa antelación.

De acuerdo con el directivo, el primer tema a plantear en el Central es si se van a poder afectar reservas o no para la actividad inmobiliaria y cuál sería el límite. “Si bien puede haber afectación de reservas, tal vez accedan si hay un control de reinversión de los dólares por parte del vendedor que compraría otra propiedad”, esgrimió.

Más allá de esto, señaló que falta una normativa del BCRA que establezca que la operatoria con dólar MEP por encima de los US$10.000 es legal, porque bancos y entidades financieras no lo dan por seguro.

LA NACIÓN