Pese a que cayó el bitcoin, el interés inversor se mantiene intacto

Las criptomonedas atravesaron un 2018 volátil. Al cumplirse una década desde su creación, el bitcoin pasó de subir un excepcional 1400% en 2017, a retroceder un 80% en 2018. Así, mientras en diciembre del 2017 su cotización ascendía a u$s 20.000, por estos días oscila cerca de los u$s 3.600.

Sin embargo, el interés de los inversores se mantiene: cada vez hay más usuarios de esta moneda y “qué es bitcoin” fue una de los términos más buscadas en Google en 2018. Además, sin importar la baja del precio, crecieron mes a mes la cantidad de usuarios de billeteras cripto.

Según un estudio del Cambridge Centre for Alternative Finance, el número de personas que utilizan esta tecnología como moneda aumentó: pasó de 18 millones en el mundo a 35 millones en 2018.

Estos datos entusiasman a los poseedores de bitcoins: cuanto más interés haya por los cripto activos, hay más posibilidades que se instalen como medio de pago y dejen de ser una inversión especulativa.

A nivel local, el interés está intacto, aunque muchos argentinos se preguntan si con la caída del precio es buen momento para apostar por esta tecnología financiera. “En el corto plazo es difícil evaluarlo, ya que la volatilidad del precio es muy alta. Pensando a largo plazo, creemos que siempre es buen momento para comprar Bitcoin, ya que es una tecnología revolucionaria y creemos que es el futuro de las finanzas. De todas maneras, al ser el Bitcoin un activo de alto riesgo, nuestra recomendación es siempre invertir un monto conservador y tener un portfolio diversificado”, explicó Federico Ogue, CEO de Buenbit, la plataforma de exchange más innovadora del mercado. La plataforma no impone límites en los máximos de cada operación y permite invertir en Bitcoin desde pequeños montos.

Ogue señaló que la baja del precio del bitcoin, no corresponde con ningún factor fundamental y se debe al alto grado de volatilidad que generó la enorme especulación por el crecimiento del precio durante 2017. “La subida del 2017 se debió a un comportamiento eufórico que llevó el precio de $1.000 a $20.000 en pocos meses. Teniendo esto en cuenta, no está fuera de lo normal una caída.”, explicó.

En ese sentido, señaló: “Los fundamentos de la tecnología siguen intactos. No sólo cada vez hay más uso de esta tecnología, sino también cada vez se ve más conocimiento al respecto. Además, el precio ya pasó por tres situaciones del tipo “burbuja” y siempre volvió a recuperar su valor dentro de un período de dos años”.

En una economía tan volátil como la Argentina, invertir en criptomonedas puede ser una opción tanto para los que buscan maximizar las ganancias de sus ahorros, como para los más geek. En ese sentido, Buenbit considera clave la educación financiera para que sean más los usuarios del mercado local que se animen a utilizar esta tecnología. “Aunque la Argentina es el semillero de varios proyectos líderes a nivel mundial de desarrollo en la Blockchain, el desarrollo del mercado viene más lento. Estamos abajo, en comparación a Chile y Brasil, en cuanto a volumen operado. Desde Buenbit estamos trabajando duro en este punto, educando a la gente sobre cómo operar en un mercado de criptomonedas”, cerró Ogue.

Acerca de Buenbit:

Buenbit desarrolló una plataforma que rompe el esquema del tradicional Broker, a través de una compacta herramienta de exchange que permite comprar y vender criptomonedas de forma directa entre usuarios, asegurando así un mejor precio, mayor disponibilidad y un servicio de acreditaciones y retiros inmediatos.

También brinda un servicio personalizado de consultoría en inversiones en criptomonedas, dirigido a grandes inversores e instituciones que invierten más de u$s 25.000.

La plataforma de Buenbit es la más avanzada del mercado latinoamericano. Con más de 10.000 usuarios registrados, en Buenbit Exchange se comercian más de 10 Bitcoins por día, siendo unos de los mercados con mayor cantidad de operaciones de Latinoamérica.