Pese a los dólares del FMI el BCRA pierde poder de compra

Pese a los dólares del FMI el BCRA pierde poder de compra

Los USD800 millones engrosaron las reservas y el mercado de cambios mostró su mayor volumen en casi dos meses. Sin embargo, las importaciones de energía evitan que el BCRA sostenga la racha de acumulación de divisas 

Finalmente, el FMI desembolsó este martes los USD800 millones y las reservas brutas ya rozaron los USD30.000 millones. Aunque también hubo un repunte de la oferta agroexportadora, el volumen no alcanza a evitar que las compras de divisas comerciales del BCRA sigan siendo menores. La explicación aparece por el lado de las importaciones de energía, que agregaron una demanda que se sumó a la del resto de las compras externas. Analistas advirtieron que, para el tercer trimestre, la autoridad monetaria suele convertirse en vendedora de reservas, lo que dificultará la meta de acumulación de divisas.

Los demorados USD800 millones finalmente se contabilizaron este martes en las arcas del Central, que cerró la jornada con USD29.956 millones en reservas brutas. «Clave para que sigan mejorando la netas y de cara a los pagos de julio», opinó el director de Outlier, Gabriel Caamaño. Entre títulos públicos, pagos al Fondo y otros organismos internacionales, el Gobierno deberá desembolsar USD3.634 millones el próximo mes, sumado a otros USD2.172 millones en agosto, según datos de la OPC.

Pierde el ritmo comprador

Por el lado de la acumulación de reservas, sin embargo, la autoridad monetaria sigue luchando por recuperar el ritmo comprador. El viernes perdió USD121 millones, la segunda mayor venta en la gestión actual. Este martes, el volumen operado en el mercado, un indicador que permite entrever la dinámica de la oferta exportadora, fue de USD529 millones, el dato más alto desde el 22 abril. Pese a eso, el organismo que preside Santiago Bausili compró «solamente» USD82 millones, ritmo menor al de hace unas semanas. 

Según PPI, «tanto la oferta como la demanda privada están comenzando a conspirar contra la acumulación de reservas». Por el lado de la oferta se volvió a destacar, en las últimas jornadas, la irregularidad en la comercialización del agro: «La perspectiva de que podría desmantelarse el cepo en el corto plazo sumado a un bajo costo de apalancamiento habría incentivado a los productores a no vender sus stocks, atrasando la liquidación de los exportadores«.

En el Staff Report publicado este lunes, el FMI afirmó que Argentina se comprometió a eliminar el dólar blend para fin de mes. Sin embargo, en sus redes sociales, el secretario de Finanzas, Pablo Quirno, negó que eso vaya a suceder, lo que generó dudas sobre si esa decisión está acordada con el Fondo.

.@SalvadorVitell1 ���� https://t.co/LviGLjd8M1 pic.twitter.com/yjDgWY5wIj— Pablo Quirno (@pabloquirno) June 17, 2024

Pago de importaciones de energía,

De acuerdo a estimaciones de Caamaño, «casi USD128 millones liquidó la agroindustria este martes, poco menos de los casi USD170 millones del viernes. El promedio día hábil de junio hasta acá (ajustado por precios FOB) está apenas arriba del de mayo, el tema es que junio va a tener un par menos de días hábiles».

PPI planteó que desde el lado de la demanda «se habrían canalizado pago de importaciones de energía, las cuales tienen acceso inmediato al MULC en vez de posdatado». Agregaron que también «hay un mayor acceso de importadores al MULC, dado que desde el 24/04 pueden acceder los importadores por la cuarta parte del 25% cuoteado en 30/60/90/120 días desde el 26/12».

En este sentido, remarcó que «la dinámica de los últimos días augura un panorama preocupante para el tercer trimestre si el cepo se mantiene en pie», ya que el BCRA «suele ser vendedor neto en el tercer trimestre, dado que la estacionalidad de las importaciones y la oferta del agro comienza a jugar en contra de la acumulación de reservas».

En el caso del agro, el director RIA Consultores, Javier Preciado Patiño, consideró que «va a ser un año bastante regular en venta, salvo que pase algo raro» y desestimó la posibilidad de que ocurra un pico de ventas en el corto plazo. «Se ve que en los camiones que van llegando al puerto están subiendo los cargamentos de maíz y bajando los de soja. El productor está viendo cómo viene la macro. Prefiere vender maíz y guardar la soja«, opinó el exsubsecretario de Mercados Agropecuarios.

Fuente: Clarín