Pérdidas destacadas en Wall Street por el pesimismo sobre la guerra comercial

Wall Street ha cerrado con pérdidas destacadas (Dow Jones: -1,19%; S&P 500: -1,56%; Nasdaq: -1,67%) por el pesimismo de los inversores sobre la guerra comercial entre EEUU y China. Las últimas informaciones apuntan a que la delegación china dejará Washington antes de lo esperado, lo que ha aumentado el pesimismo sobre esta nueva ronda de negociaciones.

Según informa el diario chino South China Morning Post, el viceprimer ministro Liu He encabezará la delegación del gigante asiático, pero sin el título de ‘enviado especial’, lo que indica que no tiene un encargo concreto del presidente Xi Jinping.

Este medio añade que las negociaciones serán “tensas” debido a las últimas palabras de Donald Trump sobre Hong Kong. El presidente señaló que cualquier “mala” medida que tomen las autoridades de este territorio puede afectar a las negociaciones.

Además, EEUU ha colocado a 28 oficinas de seguridad pública y empresas tecnológicas chinas en una lista negra comercial por el trato de Pekín a los musulmanes de Xinjiang, lo que no ha sentado nada bien al Gobierno chino.

Por si esto fuera poco, EEUU tiene previsto elevar el próximo martes los aranceles sobre exportaciones chinas valoradas en 250.000 millones de dólares hasta el 25% desde el 30%. Si esta medida entra en vigor, China está preparada para aumentar los aranceles a los productos americanos.

“Instamos encarecidamente a EEUU a que deje de hacer comentarios irresponsables de inmediato sobre el tema de Xinjiang, deje de interferir en los asuntos internos de China y elimine a las empresas chinas de su lista negra comercial lo antes posible”, ha señalado un portavoz del Ministerio de Comercio chino, según informa CNBC.

INCERTIDUMBRE POR EL PROTECCIONISMO DE TRUMP

Con este panorama, el mercado maneja perspectivas muy poco optimistas para la que será la 13ª ronda de negociaciones comerciales entre ambas potencias. Igor de Maack, gestor de fondos de Natixis IM, califica de “sabotaje económico” la política de Trump y advierte de la fuerte “infravaloración” desatada en un gran número de valores europeos.

“La incertidumbre generada por los planteamientos de Trump hace que todos los escenarios económicos y financieros se conviertan en un reto”, explica este experto, que no duda en señalar que la política de Trump ha desatado una “conmoción político-comercial” y que los encuentros con “diversos líderes empresariales confirman que estos ahora están preocupados porque se acerca la recesión, debido a la guerra comercial”.

POWELL CONFIRMA COMPRAS PARA REFORZAR LA LIQUIDEZ

“La Fed aumentará pronto su balance” para evitar las tensiones de liquidez que se han producido en el mercado monetario de Estados Unidos, según ha confirmado Jerome Powell, presidente del banco central estadounidense. Sin embargo, ha dejado claro que “esto no es una nueva QE”, en alusión a los programas de compras de activos aplicados en los últimos años por el organismo para impulsar el crecimiento.

“Me gustaría enfatizar que el crecimiento de nuestro balance con propósitos de gestión de reservas no debería ser confundido, de ninguna manera, con los programas de compra de activos a gran escala que lanzamos después de la crisis financiera”, ha enfatizado.

Powell ha participado en un encuentro económico organizado por la National Association for Business Economics (NABE) en el que ha reconocido que la desaceleración económica es un hecho. Aunque también ha añadido que podría ser una pausa en el actual ciclo de expansión.

Tampoco contribuyen al optimismo los titulares sobre el Brexit. Una conversación entre Boris Johnson y Angela Merkel ha evidenciado que la última propuesta del primer ministro británico es “esencialmente imposible” por Irlanda del Norte.

En la escena empresarial, la cadena de pizzerías Domino’s ha subido casi un 5% tras superar los pronósticos del consenso con sus resultados trimestrales.

A nivel económico, el Índice de Optimismo de la Pequeña Empresa de EEUU, elaborado por la Federación Nacional de Empresas Independientes (NFIB), cayó en septiembre hasta 101,8 puntos, “pero se mantuvo históricamente alto y es consistente con una moderación en el crecimiento económico en lugar de una recesión“, señalan los expertos de Berenberg.

OTROS MERCADOS

En otros mercados, el petróleo West Texas cae un 0,7%, hasta 52,37 dólares. El ‘oro negro’ ha repuntado en los últimos días, pero la debilidad de la demanda mundial está compensando cualquier presión alcista sobre el precio del crudo.

Además, el euro se deprecia un 0,16%, hasta 1,0952 dólares. Y en el mercado de deuda, la rentabilidad del bono americano a 10 años baja al 1,51%, mientras el rendimiento del bono a 2 años cede hasta el 1,42% y el del bono a 3 meses cae al 1,68%.