Pérdida de US$ 8.000 en cuatro días para el Bitcoin

Pérdida de US$ 8.000 en cuatro días para el Bitcoin

El Bitcoin acumula una pérdida de US$ 8.000 en cuatro días, desde su máximo de US$ 42.000 alcanzado el jueves pasado.

El BTC se ubicaba este mediodía en los US$ 33.300, lo que significa una caída de 17% con respecto al cierre de ayer.

Esta pérdida de US$ 8.000 acumulada en cuatro días es la mayor en el último año, desde que en marzo la criptomoneda cayó 25% y su valor se ubicó por debajo de los US$ 6.500.

“Bitcoin cae más de 10%: La peor caída de Bitcoin desde marzo recuerda al último ciclo de reducción a la mitad en 2016/2017”.

“La subida fue seguida por una caída de más del 50% en 2017″, recordó el comentarista financiero Holger Zschaepitz en su cuenta de Twitter.

Por su parte, el director ejecutivo del banco Mercury, Immad Akhund, sostuvo que “está claro que estamos en una burbuja de activos alimentada por el estímulo fiscal”.

También por “las bajas tasas de interés e irónicamente mayores ingresos disponibles en la pandemia”.

“Probablemente no terminará bien, pero ¡disfruten el viaje en el camino hacia arriba!”, ironizó Akhund en su cuenta de Twitter.

En la misma línea, el analista financiero Joseph Young, evaluó que “Bitcoin en sus máximos históricos de US$ 42.000 llegó al final de un período durante el cual el mercado se había sobreexigido”.

En tanto, el director financiero de la entidad de servicios de inversión Guggenheim Partners, Scott Minerd, afirmó que “el aumento parabólico de Bitcoin es insostenible a corto plazo”.

Y consideró que su elevada cotización es “vulnerable a un revés”.

“Se ha superado el objetivo técnico alcista de US$ 35.000. Es hora de sacar algo de dinero de la mesa”, sostuvo Minerd.

El récord de la semana pasada

La semana el Bitcoin alcanzó un nuevo récord en su cotización al tocar los US$ 42.000.

Con lo cual en el último mes duplicó su valor, y en los últimos 10 meses lo multiplicó por casi siete.

Parte del impulso que tuvo el Bitcoin el jueves último se produjo por la compra de cerca de US$ 1.300 millones en acciones negociadas en BTC.

La operación la realizó el fondo de cobertura con sede en Singapur Three Arrows Capital.