¿Pausa en el éxodo de multinacionales?

¿Pausa en el éxodo de multinacionales?

Momento de decisión. Enel, la italiana dueña de Edesur, dio marcha atrás con la venta de la filial local.

El caso más notable es el de Edesur. Pero hay un grupo que dio marcha atrás y optó por esperar. Las causas que explican este cambio de tendencia.

Tras el cambio de Gobierno, los especialistas en fusiones y adquisiciones perciben un cambio de tendencia: multinacionales que pensaban irse de la Argentina, e incluso habían iniciado la búsqueda de compradores de sus operaciones locales, pusieron el freno de mano. Tal es el caso de la italiana Enel, la dueña de Edesur, que, por ahora, piensa quedarse.

Por supuesto, la generalización no aplica para todas

Los expertos en fusiones y adquisiciones (M&A, en sus siglas en inglés) explican que las que tomaron firmemente la decisión de retirarse del país, con negociaciones avanzadas o acuerdos casi cerrados, no dudan en completar su salida. No obstante, remarcan que son pocos los casos, y aclaran que se trata de procesos que comenzaron antes de las elecciones o responden a estrategias regionales.

Así sucedió con el operador de conectividad mayorista colombiano Internexa, que le vendió su filial a la compañía nacional Silica Networks, de Grupo Datco. Este mismo holding protagonizó hace tres meses la compra de otra reconocida empresa: en marzo se quedó con las actividades de Xerox, luego de que la marca de impresoras estadounidense –y que ahora hace procesamiento de datos– le cediera su operación de la Argentina y Chile.

La retirada de Internexa –firma del Grupo ISA que en 2019 había inaugurado oficinas en Puerto Madero– se enmarca en un plan regional que abarca la salida de otros dos mercados vecinos para concentrarse en Colombia y Perú: en diciembre, dejó Brasil y le traspasó el negocio a Megatelecom; y, próximamente se irá de Chile.

Grupo ISA concentrará sus esfuerzos en Colombia y Perú

Horacio Martínez, fundador y dueño de Grupo Datco, argumentó que “no fue una decisión en desmedro de la Argentina”. “Grupo ISA concentrará sus esfuerzos en Colombia y Perú. El proceso se disparó el año pasado y no tiene relación con la situación presente”, agregó.

Valeriano Guevara Lynch, managing partner del estudio Allende & Brea, destacó que una salida toma entre seis meses y un año. “La decisión de dejar un mercado es el último recurso”, analizó el experto que integra el staff del buffet desde hace 30 años y comanda un equipo de 30 abogados especialistas en compra-venta de empresas.

Ante la expectativa de un cambio, las multis ven a 2024 como un año de transición, una de las causas que explica por qué adoptaron la postura de wait & see. “Desde hace seis meses, hay más optimismo tras años de restricciones cambiarias e impositivas y una macro compleja que llevó a empresas del exterior a dejarle el negocio a compradores, mayormente, argentinos. Es un momento para esperar a que se consolide un cambio. Por eso, venimos observando que el capital extranjero evita irse”, indicó Guevara Lynch.

Le dan a Milei la chance de que reactive la economía

En este escenario, le dan a Milei la chance de que reactive la economía, otro motivo por el que postergan la decisión. “No hay tanto ruido, como sí hubo en 2023. Tenemos clientes que nos contrataron y suspendieron el proceso, y otros con los que íbamos a iniciar y frenaron a la espera de que se recuperen sus negocios”, reconoció Mario Caramutti, partner y managing director de Finanzas & Gestión.

“Cambió el panorama para los inversores. La sensación es que están más confortables con este Gobierno que con el anterior. Se ve en la expectativa por los resultados del plan de estabilización financiera; sumado al plan estructural que plantea la Ley Bases, con la reforma laboral, fiscal y de seguridad social; además de la salida del cepo”, consideró.

“Hay una mirada positiva de los inversores, que ven un norte parecido al del gobierno de Macri, pero con mayor contundencia y determinación por parte de Milei en la necesidad de mostrar la posibilidad de que el país puede salir adelante”, coincidió Ignacio Aquino, socio de PwC Argentina.

“Ven un Gobierno abierto a procesos liberales. El abandono de la venta puede no ser definitivo”.

Fuente: Clarín