Para no ir a la Justicia, prevén compensar a las provincias

Detrás de la política llegó el turno de que los técnicos discutan los números. Luego de la reunión de anteayer entre los gobernadores de la oposición -en la que reclamaron al Gobierno por la baja del IVA y Ganancias ( impuestos coparticipables)- se reunieron en la Comisión Federal de Impuestos (CFI) el secretario de Provincias y Municipios, Alejandro Caldarelli; el subsecretario de Relaciones con las Provincias, Paulino Caballero, y 19 ministros de Economía y Finanzas provinciales.

Para no ir a la Justicia, prevén compensar a las provincias; el problema se centró en un número: $33.000 millones, quee stiman es el recorte “unilateral”. Foto archivo

El problema se centró en un número: $33.000 millones. Ese es el aporte que les corresponde a las provincias por la decisión -dicen ellas “unilateral” y electoralista- de bajar el IVA, Ganancias y el monotributo. El costo global es de $58.000 millones, lo que implica que la Nación aporta $25.000 millones a las medidas para recomponer el bolsillo tras la devaluación.

Luego de la amenaza de los gobernadores de ir a la Justicia, el Gobierno propuso a los ministros de Economía comenzar esta semana una ronda de reuniones bilaterales con los representantes del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, a las que se sumaría el secretario de Hacienda, Rodrigo Pena, para avanzar en posibles compensaciones de acuerdo con la realidad de cada provincia. En el Ministerio de Hacienda separan los distritos que tienen superávit fiscal de otros que pueden afrontar complicaciones a la hora de pagar salarios y jubilaciones.

En el Gobierno esperan así que los mandatarios desactiven la idea de acudir a la Justicia por el reclamo.

Según los números que presentó el Gobierno a los ministros, el impacto neto de las medidas será de $3300 millones, ya que la mayor inflación tras la devaluación impactará en la recaudación impositiva. “También sumará el mayor consumo”, creen en la Casa Rosada. Los ministros provinciales no concuerdan ni en el cálculo del neto ni en las formas de recupero. Además, saben que cambian la realidad de una recaudación ya en la caja por una promesa a futuro.

En el Gobierno contaron que los ministros presentaron propuestas de compensación vinculadas a la “distribución de ATN, la compensación vía mayor ingreso por diferencial de tipo de cambio, un esquema previsible de adelanto de coparticipación, refinanciación de la deuda con el fondo fiduciario del desarrollo provincial, pagos de deuda flotante o de certificados de obras atrasados o de deudas que tienen los distintos ministerios del ejecutivo nacional con las provincias”.

Los distritos más afectados por el impacto serán Buenos Aires ($6612 millones), Santa Fe ($2824 millones), Córdoba ($2752 millones), CABA ($1846 millones), Chaco ($1497 millones), Entre Ríos ($1469 millones) y Tucumán ($1426 millones). Con el recupero a futuro, las pérdidas netas oscilarían, en tanto, entre $598 millones y $153 millones para esas mismas provincias.

LA NACIÓN