Oro y Dólar antes de las elecciones de EE.UU.

Oro y Dólar antes de las elecciones de EE.UU.

Oro y Dólar antes de las elecciones de EE.UU.. Durante los últimos tres días, el oro se ha visto atrapado, oscilando los 10 dólares arriba o abajo, justo por encima de los 1.900 dólares por onza. Esto podría ser comprensible para los inversores de capital, ya que a menudo se observa baja volatilidad y precaución antes de unas elecciones presidenciales, y la campaña amargamente disputada de este año podría terminar en los tribunales. Pero se supone que el oro es una cobertura para tal evento.

Gold Spot 60 MinGold Spot 60 Min

Es un misterio. Desde el viernes, los precios del oro no han logrado un repunte significativo. Esto es aún más desconcertante porque el dólar se ha desplomado, lo que normalmente permite que el metal precioso se comporte como el refugio seguro que debería ser.

Mientras que el billete verde ya había vuelto a subir lastrando el oro en el momento de redactar este artículo, pude empatizar con los lectores que me enviaron e-mails el viernes preguntando si la correlación inversa del dólar-oro se había desintegrado.

Mi respuesta fue binaria:

“Muy brevemente, tal vez. Pero no a largo plazo, si todo sigue igual, el coste de respuesta al coronavirus será la variable más importante para impulsar el oro”.

El dólar tiene que dar más; el estímulo tiene que suceder

En otras palabras, lo que quería decir es que, para que el oro entrene su papel de refugio seguro:

El dólar tiene que retroceder estos próximos días ante la aversión al riesgo que se ha extendido más allá de los sospechosos habituales como el Dow y el petróleo crudo de Estados Unidos.

El estancamiento político en Washington debe terminar para permitir el próximo paquete de estímulo económico tras las elecciones; de lo contrario, al oro le costará encontrar tracción en el rango más alto de 1.900 dólares o más, e incluso podría caer hasta el rango en torno a 1.850 dólares.

Curiosamente, en primera instancia, Reuters informaba de que, aunque el dólar ha subido este miércoles en Asia, los inversores estaban evitando grandes movimientos y riesgos antes de las elecciones del 3 de noviembre, a pesar de que el euro cayó ante los indicios de que Francia podía reimplementar un confinamiento a nivel nacional ante el aumento de casos de coronavirus.

Dollar Index DailyDollar Index Daily

El informe añade que, a pesar de las ganancias del billete verde, la confianza en el dólar ha mostrado indicios de volverse bajista, a menos de una semana de las elecciones.

Algunos inversores se preparaban para una mayor volatilidad, ya que la segunda oleada de coronavirus de Europa y Estados Unidos amenaza el crecimiento económico y la incertidumbre en torno al resultado de las elecciones mantiene en vilo a los inversores.

El estratega senior de divisas de IG Securities, Junichi Ishikawa, también ha dicho:

“El rebrote del COVID-19 es sin duda una preocupación para Francia y el sur de Europa, por lo que la subida del euro será complicada… No creo que el dólar gane mucho frente a otros lugares, porque la gente ha sido demasiado complaciente sobre cómo reaccionarán los mercados tras las elecciones estadounidenses”.

Los primeros movimientos del dólar este miércoles reafirman la tesis de mi colega Kathy Lien de que los inversores están abandonando los dólares antes de las elecciones de Estados Unidos.

Lien, que analiza los mercados de divisas para Investing.com, añade:

“Hay bastantes posibilidades de que el próximo presidente de los Estados Unidos no se decida el 3 de noviembre, lo que explica por qué los inversores se ven obligados a reducir la exposición y recortar posiciones antes de las elecciones, especialmente tras las subidas sin precedentes de las acciones este año”.

Las cifras del PIB de Estados Unidos del 3T del jueves decidirán la oferta de dólar y oro

Como prueba, Lien cita un aluvión de informes económicos de Estados Unidos publicados el martes, incluyendo los pedidos de bienes duraderos, que aumentaron fuertemente en octubre, y los precios de la vivienda que subieron en agosto, ninguno de los cuales prestó mucho apoyo al billete verde.

Lien también señalaba que la historia más importante del martes ajena a los mercados —la confirmación de la jueza del Tribunal Supremo, Amy Coney Barrett, que podría desempeñar un papel en la decisión sobre el proceso de recuento de votos por correo en los estados donde el presidente Donald Trump estaba muy cerca de su oponente demócrata, Joe Biden— podría haber afectado al dólar más que cualquier pronóstico económico.

Los datos del PIB del tercer trimestre de Estados Unidos del jueves podrían determinar si el dólar gana atractivo o el oro comienza una buena racha.

Las expectativas en este momento apuntan a un crecimiento anualizado trimestral del 32%, aunque el modelo de la Fed de Atlanta lo sitúa aún más alto, en un 36,2%, subiendo un 35,3% con respecto a la semana pasada.

Si el descenso del dólar es aún más pronunciado, ¿dónde podría andar el oro en los próximos días o en las próximas dos semanas?

¿En más de 1.950 dólares? ¿O mejor no intente meterse un Jumbo por la nariz?

Mi apuesta es que el oro del COMEX de Nueva York de referencia para entrega en diciembre perforará el techo de los 1.950 dólares antes de intentar alcanzar el pico del 21 de septiembre de 1.962,90 dólares.

En caso de que tenga éxito, el objetivo posterior sería el máximo registrado en el COMEX el 16 de septiembre en 1.983,80 dólares, antes del regreso a los niveles de 2.000 dólares tan esperado por los alcistas del oro.

Investing.com asigna una calificación de “Compra” en sus Previsiones Técnicas Diarias, con el objetivo a corto plazo fijado en unos altamente probables 1.932,66 dólares.

El analista independiente de oro, Sunil Kumar Dixit, prevé una discreta subida, citando una resistencia inmediata en 1.917 dólares y, posteriormente, en 1.927, 1.935 y 1.943 dólares.

Y explica: “El oro ha estado haciendo malabares a través de niveles de apoyo y resistencia a raíz de la falta de claridad sobre la implementación de estímulo y las elecciones presidenciales del 3 de noviembre. Los vendedores han estado tratando de llevar al metal refugio seguro por debajo del nivel psicológico de 1.900 dólares hacia 1.894-1.882 dólares. En los rangos inferiores, el oro encontró compradores en áreas de valor en 1.848 dólares”.

“Se espera que hasta que terminen las elecciones, los traders seguirán operando con oro dentro de estos niveles y con un tamaño de lote comercial y gestión del dinero, optimizado, la operación permite amplias oportunidades para recoger beneficios”.

Para una buena medida, añade: “Cuidado con el riesgo y el tamaño de lote. No intente meterse un Jumbo por la nariz”.

Fuente: Investing