Ocupación de depósitos disponibles creció en el GBA

Ocupación de depósitos disponibles creció en el GBA

La ocupación de depósitos disponibles en el Gran Buenos Aires se incrementó en el tercer trimestre del año.

Lo hizo impulsada por el crecimiento de las ventas online en el marco de la pandemia de coronavirus, de acuerdo con un informe privado.

Los depósitos clase A ubicados más cerca de la ciudad de Buenos Aires pasaron de una vacancia de 22,2% antes de la pandemia al 10,5% al cierre del tercer trimestre.

Así lo indicó el relevamiento de la empresa de servicios inmobiliarios corporativos Cushman & Wakefield, sobre ocupación de depósitos.

En estos depósitos se llega a pagar el valor locativo más alto del mercado, con cifras que rondan entre US$ 6 y US$ 7,5 por metro cuadrado al mes.

Hacer compras online y recibir el producto en casa es una tendencia que ya iba en aumento.

Pero la pandemia “aceleró abruptamente un proceso que hubiese tardado años, en cuestión de meses”, señala el informe.

Aumento del e-commerce

Durante el primer semestre del año las transacciones por e-commerce crecieron 106% respecto del año anterior.

Y un 8% de los argentinos compraron online por primera vez durante la cuarentena, según la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE).

Esta situación impulsó al sector de inmuebles logísticos a adaptarse de manera rápida a las tendencias globales de distribución.

Y también logró atraer más atención del mercado y de inversores.

Así, la vacancia resulta significativamente menor que el promedio de 18,3% que presenta el mercado en general, según Cushman & Wakefield para el tercer trimestre del año.

La superficie disponible actual es de 406.000 m2, de los cuales 259.000 corresponden a Zona Norte, 142.000 a Zona Sur y 5.000 a Zona Oeste.

“En el tramo final antes de entrar a la última milla, encontramos que, de los 606.000 m2 relevados, 520.000 m2, es decir el 86%, se ubican en el submercado Sur”.

Así lo detalló Lucas Desalvo, gerente de Investigación de Mercado de Cushman & Wakefield.

Desalvo afirmó que “esta tendencia a elegir el submercado sureño tiene que ver con que se encuentra a menos de 15 km de la mayor parte del Área Metropolitana de Buenos Aires”.

Y remarcó que se trata de “una posición ideal para operaciones de e-commerce”.