Números mixtos en el mercado de deuda local

La negociación de la deuda continúa siendo el tema de análisis, a pocos días de que finalice el plazo de la oferta de reestructuración de los bonos emitidos bajo ley extranjera. Aun así, ya se está hablando de una nueva prórroga pero poco se sabe sobre cuál será el próximo movimiento del Gobierno. El foco en lo internacional estuvo en la llegada de una serie de datos económicos poco optimistas.

Mercado Local 

Cerramos el jueves con números mixtos en el mercado de deuda local y vamos en camino de cerrar la semana con una tendencia similar. Aunque si analizamos el últimos mes, los números son positivos. La negociación de la deuda continúa siendo el tema de análisis, a pocos días de que finalice el plazo de la oferta de reestructuración de los bonos emitidos bajo ley extranjera. Aun así, ya se está hablando de una nueva prórroga pero poco se sabe sobre cuál será el próximo movimiento del Gobierno.

Después del cierre del mercado, Guzmán habló en una conferencia del Atlantic Council y aseguró que están evaluando las posibilidades de extender el plazo, pero volvió a remarcar que no están dispuestas a aceptar condiciones que no sean sustentables. Además, se refirió al acuerdo con el FMI y aseguró que iniciar conversaciones por un nuevo programa.

En este marco de alta incertidumbre, los bonos soberanos en dólares operaron mixtos en una rueda de volúmenes acotados. Por un lado, las subas no superaron el 0.5% en promedio, con el AO20 alcanzando una mejora del 1.1%. Entre los más largos, el AE48 y el AC17 apenas aumentaron 0.5% y 0.2% respectivamente. Por otro lado, observamos bajas de entre 0.5% y 1.5%, entre las cuales podemos destacar el AY24 (-0.9%) y el AA25 (-1.0%).  Las paridades, en tanto, se mantienen en niveles del 44/45 puntos. Hacia adelante, la tónica de las negociaciones dependerá en gran parte de las decisiones que tome el Gobierno. Esto entendiendo que la diferencia entre las partes del acuerdo es mínima, y luego de la presión ejercida por los fondos (que podría significar que no se llegue a un acuerdo parcial).

Por otro lado, en pesos, el Tesoro cierra el mes habiendo logrado un financiamiento neto positivo mediante su estrategia de roll over. Renovando cerca del 130% de los vencimientos del mes, consiguió un financiamiento neto en torno a los $55.000 millones. Mientras tanto, en cuanto a los movimientos del mercado, los bonos soberanos en pesos cerraron hoy con subas del 2.0% en promedio, acentuadas en el tramo medio/largo de la curva CER. Para tener como referencia, el TX23 y el TC23 aumentaron 3.2% y 4.7%, respectivamente.

En cuanto al mercado de cambios, observamos una aceleración en los precios de los dólares financieros. La presión se dio sobre el contado y sobre el dólar bolsa que aumentaron 2.7% y 2.3% en el día para cerrar en su mayor nivel del mes –en torno al $121.4 y $119 respectivamente-. Teniendo en cuenta la suba de hoy, los tipos de cambio implícito van en camino de cerrar el mes con aumento del 15% y 18% respectivamente. En este sentido, la brecha se encuentra hoy en niveles del 68/65%, por encima del 63/60% que veíamos el viernes de la semana pasada. Es importante seguir de cerca la brecha, ya que hay una correlación alta en los saltos de la brecha con las ventas de reservas del BCRA para contener al dólar oficial.

En el segmento mayorista, el dólar operó con una demanda más firme que requirió (nuevamente) de la intervención oficial para atender los pedidos de compra autorizados. Se estima que el BCRA debió vender unas USD 20/30 millones de divisas este jueves. Así, el billete mantuvo el ritmo de devaluación diario con un aumento de seis centavos para cerrar en $72.26.Con respecto a cantidades, fue la rueda de menor volumen operado de julio, con apenas USD 137 millones registrados en el segmento contado. En el mercado de futuros, en tanto, se operaron unos USD 216 millones.            

Para terminar, el S&P Merval cerró con una tendencia positiva. El índice alcanzó los 49.400 puntos revirtiendo la tendencia inicial y cerrando una mejora de no más del 1.1%. La tendencia dentro del panel líder fue mixta, con subas encabezadas por TGSU2 (+5.8%), BBAR (+3.2%), ALUA (+2.9%), YPF (+2.3%) y SUPV (+1.9%). Por otro lado, los únicos rojos fueron para CRES (-2.4%), BMA (-2.4%), TCO2 (-0.4%), COME (-0.3%) y MIRG (-0.2%).

En el análisis del Merval en dólares, la suba del CCL llevó al índice a niveles de 406 puntos. Es decir, una baja del 1.5% con respecto al cierre de ayer. Recordemos que los inversores siguen a la espera de señales concretas en torno a la reestructuración de la deuda soberana, por lo que hasta no haya definiciones en este sentido, se espera mayor selectividad y una tendencia dispar entre los principales papeles argentinos.

Mercado Internacional

El foco en lo internacional estuvo en la llegada de una serie de datos económicos poco optimistas, pero en parte esperado por los analistas del mercado. Los números oficiales reflejaron una contracción record de la economía estadounidense en el segundo trimestre. El PBI se desplomó 32.9%, profundizando la corrección del 5% del trimestre anterior, aunque por debajo del 34.1% estimado por el mercado. El consumo personal, que históricamente representó aproximadamente dos tercios de toda la actividad, resta un 25% del total del segundo trimestre, y los servicios representan casi toda esa caída. Mientras tanto, las solicitudes de desempleo semanales se mantuvieron en línea con las estimaciones. Pero los reclamos continuos se aceleraron.

El impacto de la pandemia y los posteriores cierres en la actividad era esperado. Los mercados buscan señales de recuperación hacia adelante y en este sentido el sentimiento de los inversores es mixto. Sobre todo ante la falta de novedades respecto a la nueva ronda de estímulos. En este contexto, el Dow Jones y el S&P500 retrocedieron 0.9% y 0.4%, respectivamente. Mientras que el Nasdaq logró avanzar 0.4% hacia niveles de 10.586 puntos.

En Europa, vimos una corrección importante entre los principales índices. El DAX alemán retrocedió 3.5%, seguido del MIB italiano y el IBEX35 español en 3.3% y 2.9%, respectivamente. Al mismo tiempo que el FTSE100 inglés y el CAC40 francés retrocedían 2.3%y 2.1%, respectivamente.

Por otro lado, aumenta la demanda de activos de menor riesgo. La tasa norteamericana a diez años retrocedió casi 3pbs y se ubica en torno al 0.55%. Mientras que, entre los bonos europeos, la tendencia fue similar. Los bonos alemanes (-0.54%) cedieron 4pbs, seguido de los bonos británicos (0.09%), los bonos españoles (0.32%) y los bonos italianos (0.97%) en 3pbs cada uno.

Para terminar, el dólar sigue perdiendo valor con una caída de 0.5% del DXY –Index- que se ubicó en torno a los 93 puntos. Con tendencia contraria, el Euro y la Libra se apreciaron 0.5% y 0.7% en el día.

Fuente: PPI