Nuevas Proyecciones de la Cepal, el PBI de Argentina caería un 10,5%

Las politicas de aislamiento social se prolongan en la región a raíz de la extensión de la pandemia. Latinoamérica se ha convertido en el epicentro de los contagios en la actual etapa y la Cepal lo reflejó en la corrección que realizó a sus proyecciones de crecimiento, desocupación, pobreza y desigualdad para la región.

Proyecta, para el conjunto de América latina, una caída promedio del PIB del 9,1 por ciento en 2020, casi 4 puntos porcentuales por encima de las últimas previsiones hechas en abril, cuando el pronóstico era que se iba a contraer un 5,3. Con estas nuevas proyecciones, alerta que la caída del PBI per cápita implica un retroceso de diez años: su nivel en 2020 será similar al registrado en 2010.

Para Argentina, el organismo proyecta una caída de 10,5 por ciento del PBI, una de las más agudas de América del Sur, superada únicamente por Venezuela (-26 por ciento) y Perú (13 por ciento).

Tomando en cuenta estas nuevas proyecciones, la tasa de desocupación regional se ubicará alrededor del 13,5 por ciento en 2020, 2 puntos porcentuales por encima de la estimación presentada en abril. El número de desocupados de la región llegaría a 44,1 millones de personas, lo que representa un aumento cercano a 18 millones con respecto al nivel de 2019 (26,1 millones de desocupados).

La Cepal proyecta que el 37,3 por ciento de la población latinoamericana será pobre a finales del 2020. El número de personas en situación de pobreza se incrementará en 45,4 millones en 2020, con lo que el total de personas en situación de pobreza pasaría de 185,5 millones en 2019 a 230,9 millones en 2020.

Como consecuencia de estos indicadores, también estima un aumento de la desigualdad en la distribución del ingreso en todos los países de la región: el índice de Gini en Argentina se incrementaría en más de seis puntos.Advierte, sin embargo, que “estas proyecciones de impactos tienen limitaciones. No toman en consideración las medidas adoptadas por los Gobiernos de la región para transferir recursos a los hogares. Cabe esperar que las mismas atenúen el impacto de la pandemia sobre las condiciones de vida, particularmente de los hogares más vulnerables”, agrega el informe.

Fuente: Página12