Seguirían las retenciones si el déficit no cierra

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, aseguró este viernes que la volatilidad del dólar bajará en las próximas semanas. Será a medida que el Gobierno acelere tres medidas. Una, la venta de US$ 7.500 millones a través de licitaciones que ordenará el Tesoro para atender gastos presupuestarios. Otra, el fortalecimiento del ba- lance del Banco Central a través del reemplazo de las Lebac por Letras del Tesoro a “más largo plazo” -el Ministerio licitará dos bonos en pesos-. Y la tercera, mencionó Dujovne, reducir el déficit fiscal.

Sobre este último punto, el ministro ratificó la meta de déficit de 1,3% del PBI para 2019. A tal punto que aclaró: “Si en algún momento percibiésemos que tenemos dificultades con la meta, podríamos reconsiderar modificar algún cronograma de reducción del algún impuesto, no sabemos de cuál”.

En la Carta de Intención de la Argentina al FMI, las autoridades se comprometen a “reducir y eventualmente eliminar los impuestos distorsivos en línea con la reforma tributaria aprobada hacia finales de 2017, pero podríamos extender el período de implementación de algunas de estas modificaciones si fuera necesario para alcanzar nuestras metas fiscales”. El Gobierno estableció un sendero para el mínimo no imponible de las contribuciones patronales que hace que los empleadores paguen menos por ese concepto de aquí hasta 2022.

“En nuestro escenario base, a la meta del 1,3 por ciento (de déficit) para el año que viene, queremos llegar con ahorros del lado del gasto, y mantener inalterados nuestros cronogramas de reducción de impuestos aprobados en la reforma tributaria, incluyendo los de reducción de retenciones a las exportaciones anunciados por el presidente”, respondió Dujovne este viernes ante una pregunta concreta sobre si el Gobierno evaluaba cambios tras el aumento del precio del dólar.

Fuente: Clarín