New York hogar espiritual de los rascacielos

De todas las formas arquitectónicas que se han realizado durante el siglo XX, el rascacielos en particular invita a lecturas metafóricas.

Lo que significa exactamente, sin embargo, siempre ha estado en juego. ¿Son estas estructuras todopoderosas emblemas de esperanza y logro o son imágenes de la arrogancia capitalista de Babel?

432 Park Avenue de New York

A medida que el mundo gira, también lo hacen las resonancias en torno a estas construcciones. Durante la revolución feminista, el rascacielos parecía sin disculpas fálico. Después del 9 de Septiembre, parecía la más indefensa y vulnerable de las propuestas. Y, recientemente, el simbolismo ha cambiado nuevamente, esta vez no debido a los tiempos, sino al estilo.

Pequeñas superficies sin resignar lujo

El rascacielos súper delgado nació hace una década en la ciudad de Nueva York, el hogar espiritual de los rascacielos, donde este floreciente subgénero arquitectónico llegó a definirse por una relación de altura respecto de su base, de al menos 1:10.

Muchos, sin embargo, son mucho más delgados que eso. De hecho, así será la torre Steinway, en el 111 West 57th Street. Para cuando se complete este 2019, será el rascacielos más delgado del mundo, con una proporción entre su base y su altura, de 1:24 (el World Trade Center North Tower para poder comparar, presenta 1: 7)

En un momento en que las viviendas de lujo son demandadas, pero el espacio es escaso, los arquitectos newyorkinos están tomando pequeñas parcelas, que pueden ser demasiado modestas para las grandes corporaciones, pero adecuadas para los particulares, y están maximizando su valor al construirlas lo más altos posible.

Las regulaciones de planificación de Nueva York prohíben la construcción por encima de ciertas alturas en ciertas áreas, para garantizar que Manhattan no se convierta en una expansión de superestructuras apretadas.

Pero gracias a una peculiaridad del sistema legal de Nueva York, si un arquitecto decide no maximizar el límite de altura en un edificio, los desarrolladores vecinos pueden comprar los “derechos aéreos” no utilizados y agregarlos a su propia estructura, de hecho, las personas detrás del nuevo super-skinnies han hecho eso.

Los rascacielos súper delgados no aparecerán en todos los rincones de la ciudad que no se usan, porque Manhattan tiene un número finito de parcelas que son viables.


111 West 57th Street será el rascacielos más delgado del mundo. Elevándose alrededor de 462 metros sobre el suelo, tiene una fachada de bronce y cemento. Pronto inaugurará en NY

La rareza de estos edificios solo se agregará a lo que se considera cada vez más como su significado metafórico: que son representaciones espaciales de la desigualdad de ingresos, hogares para el 0.1 por ciento, visibles a kilómetros a la redonda.