Napoli, presidente del Banco de Valores: “Se cierra el grifo de emisión para la deuda en pesos”



Para analizar el complicado momento que atraviesa el país y el mundo por la pandemia de coronavirus, más los problemas locales previos, BANK MAGAZINE dialogó con Juan Napoli, presidente reelecto del Banco de Valores, donde trata temas como actividad, dólar, inflación y renegociación de deuda.

Por Mariano Jaimovich

-¿Cómo lee la nueva situación política del país para lo financiero?
-Veníamos de una emergencia económica endógena y pasamos a un programa de emergencia. Había que parar la corrida con reservas del Banco Central (que se hizo), desacelerar un poco la inflación alta, que también algo se logró, y frenar la caída del consumo, que ahora está por verse. Y, en especial, empezar una restructuración de la deuda de forma ordenada. El gran desafío es mantener el superávit comercial elevado.

-¿Qué perspectivas ve para el sistema financiero por el coronavirus?
-Con la pandemia, inicialmente los mercados hicieron un fuerte ajuste, se desplomaron las bolsas, las materias primas y los mercados emergentes. Pero también activos de refugio, como los bonos del Tesoro estadounidense. La Fed implementa medidas muy muy fuertes, como cero tasa de interés, swaps con bancos centrales y financiamientos/préstamos.

-¿Y a nivel local?
-A nivel local se empieza a contagiar, en un principio, por el precio de la soja, los futuros del petróleo, Brasil y el tema de la deuda. En cuanto al aspecto puntual de las pandemias, lo principal es evitar las bancarrotas, el desempleo y no destruir los canales de oferta. Hay un sólo elemento para combatir todo esto, que es la máquina de emitir, pero si no se corrige esto en el plazo que lleve resolver la crisis del virus, se pueden tener problemas complicadísimos.

-¿Cómo ve la inflación en este contexto?
-A corto plazo, la inflación puede bajar, pero post pandemia puede darse una aceleración por exceso de liquidez. La señal clara del Gobierno es la prevención sanitaria local. Lo que viene es un colapso de demanda por la pandemia y medidas sanitarias, más eventuales problemas de oferta en algunos sectores.
En resumen, la inflación pre pandemia la veo en más de 30% anual, a corto plazo hay una gran chance que la inflación baje, pero post pandemia que se acelere por exceso de bienes.

-¿Qué puede ocurrir con el dólar?
-La política cambiaria respecto a eso se afirma en no retrasar mucho al dólar. Va a haber un ajuste por turismo y exportación, evidentemente forzado esto por la situación, y se mantiene el superávit.

-¿Y con la renegociación de la deuda?
-Con respecto a la deuda, creo que se cierra el grifo de emisión para la deuda en pesos. La oferta más probable es que sea agresiva, al “toma o deja”, y algún tipo de waiver se prevé en los organismos internacionales.

-En este marco de la pandemia, ¿cómo pueden comportarse los distintos rubros de la actividad local?
-El nivel de actividad menos afectado es un 30% del PBI que se va a intentar mantener activo. Esto es los rubros de agro, alimentos, farmacias, energía, bancos y actividad pública. Por otro lado, se ven caídas muy fuertes del 20% del PBI, que es transporte, comercio, petróleo y minería. Muy afectados, que es 50% del PBI, con derrumbes de dos dígitos anuales, en industria no alimentaria, actividad inmobiliaria, hoteles, restaurantes y construcción.

-Cuál es la función del Banco de Valores en este contexto?
Los proyectos en los que estamos están todos orientados a la tecnología, y andan muy avanzados. La prioridad es mantenerlos, pese el gran parate que se viene por el coronavirus. No puedo decir nada más.-