Multinacionales: los ganadores y los perdedores en la pandemia

Multinacionales: los ganadores y los perdedores en la pandemia

La pandemia del nuevo coronavirus , que provocará un fuerte impacto en la economía mundial, generó efectos diversos entre las multinacionales , donde aparecieron sectores perdedores pero también grandes ganadores, según un estudio realizado por el centro de investigación del banco italiano Mediobanca.

El estudio se basa en los resultados económicos del primer trimestre de más de 150 empresas con un volumen de negocios superior a los tres mil millones de euros.

Los ganadores

Las multinacionales de internet (el “WebSoft”) ocupan el primer lugar entre los grandes vencedores de la pandemia. Las ventas en el sector, entre ellas Amazon -que representa más de un tercio-, aumentaron en 17,4% y el beneficio neto creció en 14,9%. “Es un sector que siempre ha crecido rápido y sigue manteniendo esa velocidad”, subraya el centro de estudios de Mediobanca.

Durante la pandemia, gracias al impulso de los servicios con la nube -que subió un 27,4%-, necesaria para el teletrabajo, registró nuevas suscripciones -se expandieron 26,5%- y más comercio online -aumentó 22,8%-. Sin embargo, sobre ese punto, las ventas de viajes on line no registraron una buena temporada. La mayoría de las empresas del sector confirmaron o incrementado el pago de dividendos a sus accionistas, con un aumento promedio del 11% .

El sector de la gran distribución

La pandemia, detalla el estudio, generó un “crecimiento sin precedentes” para el sector de la gran distribución debido a la mayor demanda y al cambio de conducta de los compradores.

La venta de alimentos , productos de higiene y para la salud aumentó notablemente, mientras que la venta de productos considerados menos esenciales, como la ropa, cayó considerablemente. En promedio, la facturación para ese sector (Carrefour, Woolworths, etc.) creció de un 9,1%, con un aumento del 40% del comercio online de productos alimenticios en Europa, con un beneficio neto del 34,8%.

Los expertos estiman que ese crecimiento se desacelerá en el segundo trimestre, debido a que los consumidores hicieron acopio de productos cuando estalló la pandemia y en los días previos al confinamiento.

El sector farmacéutico y electrónico

El sector farmacéutico registró un fuerte impulso por la venta de antivirales y medicamentos para el sistema respiratorio, lo que compensó la caída de la demanda de otros medicamentos debido al menor número de cirugías y consultas médicas fuera del Covid-19.

El volumen de negocios para las multinacionales (Bayer, Roche) aumentó de un 6,1% , mientras que el beneficio neto creció de un 20,5%. La perspectiva es “positiva” para el sector, aunque las existencias adquiridas por precaución podrían frenar el crecimiento.

Otro ganador es el sector de la electrónica -que subió 4,5%-, impulsado por un aumento del 20% de las ventas de semiconductores y microprocesadores . El pago por medios electrónicos (Visa, Mastercard, etc.) creció en un 4,7%, pese al menor número de transferencias de dinero y de viajes. Sin embargo, el beneficio neto del sector cayó 17%.

Los perdedores: petróleo, moda, automotriz

Los grandes perdedores que surgieron a partir de la pandemia son el sector petrolero y el de energía (BP, PetroChina) cuyo volumen de negocios bajó de un 15,9% y sufrió pérdidas netas, debido al colapso de los precios del petróleo.

Las multinacionales, que decidieron reducir sus inversiones en un promedio del 25% debido a la crisis, calculan que será un año muy difícil, con una caída de las ventas de cerca el 30-40%, según Mediobanca.

Otro perdedor es el sector de la moda . Pese a que “la moda ha sido tradicionalmente un sector sólido”, con la pandemia fue clasificado como no esencial y las tiendas tuvieron que cerrar, lo que generó una fuerte caída del 14,1% del volumen de negocios. Incluso a pesar del aumento de las ventas on line -que aumentó 25%-. El beneficio de varias marcas (LVMH, EssilorLuxottica, Adidas) cayó en promedio 92%.

Entre las categorías más afectadas figura también el de la joyería , mientras que el de las gafas logró resistir. La pandemia paralizó al sector de transportes . La industria automotriz (Ford, Volkswagen) registró una caída de las ventas de un 9.1% y de las ganancias netas de un 92.4%.

Para los fabricantes de aviones , la epidemia es sinónimo de pérdidas netas así como de ingresos por un 22,1%. La mayoría de las empresas cancelaron o redujeron los dividendos, recortaron inversiones y gastos en investigación y desarrollo.

El volumen de negocios para las telecomunicaciones (China Mobile, Verizon) cayó un 2,6% y el beneficio neto se desplomó en un 20,4%, sobre todo por el tipo de cambio negativo. “El aumento del tráfico de comunicaciones no implicó un aumento del volumen de negocios debido a la oferta de paquetes con tarifas fijas”, advierte el estudio.

Fuente: La Nacion