Con el Pacto de Mayo como telón de fondo, Milei encara una etapa con foco en la economía y en el Congreso

Con el Pacto de Mayo como telón de fondo, Milei encara una etapa con foco en la economía y en el Congreso

Junto a 18 mandatarios, Javier Milei logró finalmente la firma del Pacto de Mayo. El acto en Tucumán mostró otra vez la apuesta a la relación con los gobernadores, fuera del núcleo duro opositor alineado con el kirchnerismo. Y la vuelta a Buenos Aires, para las ceremonias del 9 de Julio, esta vez junto a Victoria Villarruel, registró una nueva advertencia de la Iglesia por la situación social.

El Presidente enfrenta ahora como foco principal la economía y como escenario político, el Congreso. Allí se espera la batería de iniciativas desreguladoras anticipadas como Ley Hojarasca por Federico Sturzenegger. Y también, los movimientos de la oposición, con proyectos como el de movilidad jubilatoria.

Milei destacó la convocatoria en Tucumán y criticó sin nombrar a la oposición dura por sus «anteojeras ideológicas». «Quiero agradecerles a todos los presentes por congregarse aquí después de décadas de pendular entre proyectos antagónicos que nos han hecho cada vez más pobres«, dijo, y agregó: “Que esto sea posible hoy es sin duda símbolo de un cambio de época”,

Participaron los jefes de distrito que mantienen el sello de JxC: los integrantes del PRO Ignacio Torres (Chubut), Rogelio Frigerio (Entre Ríos) y Jorge Macri (CABA); los radicales Maximiliano Pullaro (Santa Fe), Alfredo Cornejo (Mendoza), Gustavo Valdés (Corrientes), Leandro Zdero (Chaco), y Carlos Sadir (Jujuy), junto a los independientes Claudio Poggi (San Luis) y Marcelo Orrego (San Juan).

También estuvieron provinciales como Alberto Weretilneck (Río Negro), Hugo Passalacqua (Misiones) y Rolando Figueroa (Neuquén). Hubo presencias peronistas no alineadas, como Gustavo Sáenz (Salta) Martín Llaryora (Córdoba). Y además del anfitrión, el peronista Osvaldo Jaldo, firmaron el acta el peronista catamarqueño Raúl Jalil y el santiagueño Gerardo Zamora, aliado del kirchnerismo en la anterior etapa de gobierno.

En cambio, no participaron los jefes provinciales encolumnados con el peronismo duro y, sobre todo, con el kirchnerismo, con Axel Kicillof a la cabeza. Esto se verá expresado además en las batallas que vienen en el Congreso.

Ya en Buenos Aires, Milei -que también encabezó el posterior desfile militar-, la vicepresidente y su gabinete asistieron al tradicional Tedeum y allí la Iglesia hizo un llamado amplio a atender la situación social.

«Muchos argentinos están haciendo un esfuerzo enorme, que conmueve, esperanzador. No permitas que lo cascoteemos con la voracidad del poder por el poder mismo, conductas reprochables que demuestran que a muchos les falta el termómetro social de saber lo que viven los argentinos de a pie«, afirmó monseñor Jorge Ignacio García Cuerva.

Por supuesto, la semana estará marcada por cuestiones económicas. Hay expectativas con la marcha de los mercados y los movimientos del dólar. Y el viernes, será difundido el IPC de junio.