Menos subsidios y crecimiento: los principales puntos del Presupuesto

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, presentó este lunes el proyecto de ley de Presupuesto 2020 en la Cámara de Diputados, el cual no será tratado hasta después de las elecciones del 27 de octubre. El encuentro fue a las 13.30, con el bloque de Cambiemos y a las 15, se inició la
presentación formal del proyecto en la Cámara.

El Presupuesto 2020 prevé ajuste fiscal del 1,2% del PBI, con fuerte reducción de los subsidios. Así surge de la presentación que el ministro de Hacienda Herán Lacunza hace en estos momentos en el Congreso.

Las siguientes son las principales previsiones del proyecto, tal como lo presenta en estos momentos el Ministro, en el Congreso.

  • Para el 2020 un dólar a $67 en promedio que llegaría a $75 para fines de 2020
  • Un crecimiento de la economía del 1%
  • El Presupuesto 2020 mantendría la meta de superávit fiscal primario del 1% del PBI. Este superávit se basa en ahorro fiscal y otros ahorros en gasto de capital y transferencias a las provincias.
  • Un nivel de inflación del 34%
  • No contempla la refinanciación de la deuda ya que la deberá decidir el Parlamento.
  • Prevé un fuerte recorte en el gasto público, principalmente en los subsidios económicos.
  • Un resultado financiero del 2,5%
  • Un crecimiento económico del 1% tras una caída estimada para este año del 2,6%.
  • La iniciativa estima que los recursos totales crecerían un 47%
  • Y las erogaciones un 36%.
  • El proyecto contempla que los recursos tributarios van a incrementarse 45,7% (por arriba de la inflación proyectada en 34% anual), mientras que las rentas de la propiedad subirán un 66,4% y, otros ingresos, un 72,6%.
  • Jubilaciones y pensiones, y asignaciones familiares formales: se destinarán $ 2.872.339 millones, un monto que es 45,4% superior a lo erogado en 2019, y representarán 52,6% del gasto primario, 3,4 p.p. más que en 2019.
  • Las partidas destinadas a la Asignación Universal aumentarán 31% anual producto de la base de comparación, ya que este año se incrementaron las prestaciones 46% en marzo (a cuenta de la movilidad anual) y se otorgaron dos bonos de $ 1000 por beneficiario –enseptiembre y octubre- con un costo fiscal cercano a los $ 8000 millones.