Menos emisiones de deuda en dólares y más en pesos

Menos emisiones de deuda en dólares y más en pesos

El sector corporativo vislumbra que será difícil emitir títulos en moneda dura, pero advierten por los riesgos de los bonos atados a la inflación si llega a haber un schok en los precios.

Los planes financieros de las empresas se reacomodan a partir de la nueva realidad del mercado argentino. Menos emisiones de deuda en dólares y más en pesos, es la premisa que comienza a predominar entre las compañías con operaciones en el país, según coincidieron inversores en un seminario organizado por la calificadora de riesgo crediticio Moody’s.

“Las curvas en moneda local están saneadas y no es fácil acceder a colocaciones en moneda dura”, planteó Paula Bujía, de Quinto Inversiones, que consideró que el segmento corporativo se volcará a las Obligaciones Negociables dólar linked y ajustables por CER.

En la misma línea, el analista de Moody’s Pablo Artusso, evaluó que “la moneda funcional” son los bonos en pesos que ajustan por el tipo de cambio, principalmente para las empresas dedicadas al agronegocio. “No vemos riesgo de descalce de monedas”, aseguró.

Riesgo de Shock inflacionario

Sin embargo, el vicepresidente y analista senior de crédito de deuda soberana de Moody’s, Gabriel Torres, advirtió por el riesgo de que exista “un shock inflacionario” que dispararía los costos de las colocaciones regidas por CER, el coeficiente que evoluciona de acuerdo al índice de precios.

En ese marco, un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional serviría para “tranquilizar las aguas”, según Torres y, para los expertos, podría abrirle la puerta a las compañías a volver a colocar deuda en el mercado internacional, aunque al mismo tiempo el sector privado hace sus planes por si esa alternativa permanece cerrada.

“El acuerdo con el FMI es clave para que las empresas puedan proyectar su plan de inversión”, afirmó Artusso. “No vemos grandes planes de inversión, más bien están haciéndose de liquidez”, añadió.

Por su parte, el gerente financiero de YPF, Alejandro Lew, contó que desde la petrolera “tenemos un plan de inversiones agresivo”. “Poder emitir deuda en dólares es aspiracional. Nuestra ventaja es que tenemos ingresos dolarizados. Pero ese mercado puede no abrirse, y estamos haciendo planes alternativos en caso de que no ocurra”, explicó Lew. “El mercado local podría cubrir nuestras necesidades de financiamiento”, puntualizó.

En tanto, el jefe de financiamiento global del banco Santander, Ignacio Lorenzo, destacó la necesidad de que haya un arreglo con el FMI para que se reduzca el riesgo país y, a partir de ahí, se abra el mercado para el sector corporativo.

Fue muy poco feliz la resolución del Banco Central

“Creímos que la reestructuración de los bonos soberanos iba a permitir el acceso del financiamiento a los privados, pero fue muy poco feliz la resolución del Banco Central” que endureció el cepo al sector productivo, abundó Bujía.

Para Torres, las restricciones “parece que se van a endurecer”, dado que “las reservas netas no están lejos de cero”. El vicepresidene de Moody’s habló de “un escenario base en el que el acuerdo llegue en algún momento del primer semestre del 2021”, lo que le permitirá al mercado tomar eso como dato y entender al Gobierno”.

“El Gobierno puede estabilizar el dólar en el corto plazo, pero no puede hacerlo en el largo plazo, eso es imposible si no corrige fundamentals de la economía”, señaló.

Fuente: BAE