Mendoza la primera provincia en reestructurar su deuda

Mendoza la primera provincia en reestructurar  su deuda

Mendoza anunció un acuerdo con bonistas para reestructurar títulos bajo legislación extranjera por 530 millones de dólares lanzados en 2016 por la gestión de Alfredo Cornejo. De esta manera se convierte en la primera provincia en lograr una renegociación de su deuda, a un mes del acuerdo conseguido a nivel nacional.

“Hemos llegado a un principio de acuerdo con un grupo de tenedores de deuda que nos permiten llegar a buen puerto y superar el 75 por ciento”, informó el martes por la noche el ministro de Hacienda mendocino, Lisandro Nieri. La aceptación de la propuesta, que vencía el 25 de septiembre, supera el 92 por ciento. Se trata del bono PMY24 emitido en 2016 bajo la ley neoyorquina con vencimiento el 19 de mayo de 2024 y a una tasa de interés de 8.375 por ciento. 

Las condiciones negociadas retrasaron la vida promedio de vencimiento del bono hasta marzo de 2029, así como también su amortización, que será pagada desde 2023 hasta el año de vencimiento. Respecto a los intereses, se logró una quita de alrededor del 40 por ciento.

Esto va a permitir un ahorro en materia de intereses de 80 millones de dólares

Nieri sostuvo: .”Promedia un cupón del 5 por ciento y la modificación que hacemos desde la última oferta hasta hoy implica un valor presente del título del 72,68 por ciento” y agregó: . “Esto va a permitir un ahorro en materia de intereses de 80 millones de dólares”. Además, se incluyó un periodo de gracia para el inicio de los pagos, por lo que la provincia comenzará a abonar intereses a partir de septiembre de 2021. El conjunto de las condiciones negociadas, aplana la curva de perfil de vencimientos acorde con la capacidad de pago de la provincia dado el contexto de crisis.

El acuerdo llega luego de más de tres meses de negociaciones. La primera oferta presentada por la provincia que gobierna Rodolfo Suárez fue el 4 de junio. El 6 de julio presentó una mejora de su oferta que no consiguió la adhesión suficiente, hasta que finalmente a mediados de septiembre logró la aceptación luego de modificar los plazos. 

En tanto, restan diez provincias que se encuentran negociando sus deudas con acreedores en busca de postergar el pago de 12.543 millones de dólares de deuda bajo legislación extranjera.