Mejor buscar una estrategia antes que pagar una caída en la bolsa

Los principales operadores financieros del mundo temen una sola cosa: que vuelva la inflación. ¿Por qué? Porque confirmaría que la Reserva Federal no tiene más remedio que seguir subiendo las tasas de interés para frenarlas. Y tasas de interés más altas son una muy mala noticia para los bonos y las acciones.
Bajo cualquier metodología de valuación, las acciones están caras. Entonces una suba de tasas de interés podría precipitar una caída abrupta. Se vuelve entonces imprescindible posicionarse hoy en la estrategia a la que mejor le va cuando le va mal a las acciones.
El martes de la semana pasada fueron a la quiebra dos fondos que implementaban una estrategia muy particular. Pero lo que afectó las vidas de miles de inversionistas es que este suceso produjo un efecto contagio que llegó a todas las acciones mundiales.
Lo importante es que el “nivel de alerta” o el “nivel de riesgo” medio por el índice de volatilidad tuvo la suba más grande de la historia la semana pasada:
¿Cómo puede alguien protegerse de estas caídas? ¿Qué se puede hacer?
Lo primero es entender que un seguro, si está correctamente diseñado, funciona especialmente bien cuando se lo necesita. Hay sin embargo, una gran diferencia entre pagar el seguro de un auto e invertir en estrategias como Managed Futures: cuando uno asegura un auto, tiene la certeza de que todos los meses perderá el valor de la prima.
Cuando uno invierte en estrategias de Managed Futures, en los períodos que son benignos para las acciones no tendrá retornos especialmente buenos, pero en los momentos en que las acciones tengan caídas severas, se verá muy beneficiado. La historia así lo demuestra en los últimos 30 años.
Fuente: Miguel Boggiano