Maxi Montenegro: ¿Cuántas son las reservas netas del Banco Central?

Las “reservas netas” del Banco Central -descontado los depósitos privados en dólares del encaje bancario que se contabilizan como reservas, el swap de monedas con China, el préstamo del FMI para el fortalecimiento de las reservas y otros pasivos- suman unos u$s 16.500 millones

Maxi Montenegro: ¿Cuántas son las reservas netas del Banco Central? En teoría, suman u$s16.500 millones, el visto bueno del FMI es sobre este monto

En teoría, el visto bueno del FMI para vender dólares de las reservas para calmar el mercado cambiario es sobre este monto.

Si se disparara por la “incertidumbre política” una mayor dolarización por atesoramiento, retracción de la oferta de los exportadores y corrimiento de una parte de los depósitos a dólares, ¿cuántas reservas estaría dispuesto a vender el Banco Central?, ¿a qué tipo de cambio?, ¿cuánto podría subir todavía la tasa de interés en lo que resta de la campaña electoral? y ¿cuál sería la reacción del FMI después de tres o cuatrosemanas de ventas de reservas?

Entre septiembre y octubre, además, vencen más de u$s 5000 millones de Letes en dólares y otros u$s 6500 millones en bonos en pesos. Todo lo que no se renueve de esa deuda de cortísimo plazo, con vencimientos ya en el próximo Gobierno, habría que pagarlo con reservas. Nadie en el Gobierno quiere imaginarse lo que sería vivir la experiencia de ese “camino hacia octubre”.

Ahora bien, si Macri lograra el domingo una buena elección, si la moneda siguiera en el aire, es evidente que tampoco el tránsito hasta la primera vuelta sería por una cómoda autopista.

La incertidumbre política es uno de los factores de la coyuntura económica, como también lo es la “volatilidad internacional”. El tercer factor es la fragilidad económica del “plan llegar”.

Salvo en el campo, la economía real de los centros urbanos seguirá fría en los próximos tres meses. Tres datos imposibles de revertir en tan poco tiempo lo confirman: en el último año, según la Secretaría de Trabajo, se perdieron 168.700 empleos asalariados formales.

El salario real se redujo 12% en 2018 y acumula una caída de otro 3% en los primeros cinco meses del año. El crédito al sector privado (personales, prendarios y tarjetas de crédito) lleva 15 meses de caída, con una contracción de 35% en términos reales.