Más facilidades a los bancos para el fondeo de los créditos

En línea con lo dispuesto por la Ley 27.440 de Financiamiento Productivo, la Comisión Nacional de Valores (CNV) dictó la resolución general 753 para impulsar la securitización de créditos hipotecarios e instrumentos similares para el financiamiento de largo plazo
en la adquisición, construcción y ampliación de inmuebles.

El alargamiento en los plazos es central para facilitar el fondeo de los bancos y promover la securitización de las hipotecas, por la cual las entidades bancarias venden parte de la cartera de créditos hipotecarios otorgados al mercado de capitales.

De esta manera, la CNV le da a través de la Resolución General 753 los medios para que las securitizaciones y obligaciones negociables expresadas en UVA a largo plazo sean adquiridos por inversores interesados en comprar estos instrumentos – muchas de ellas compañías de seguro- puedan emitir pólizas ajustables por inflación, lo que les genera una obligación en UVA que buscarán corresponder con activos en UVA como las obligaciones negociables o paquetes de hipotecas securitizadas de los bancos.

“El plazo de vigencia de los fideicomisos financieros que cuenten con oferta pública de sus títulos valores que tenga por objeto la titulización de créditos hipotecarios y/o instrumentos asimilables podrá ser aquel que se corresponda con los términos y condiciones del activo subyacente”, indica el texto.

Antes de que se implementara la securitización, algunos bancos habían optado por colocar
deuda en UVA. El pionero en la deuda UVA fue el Banco Provincia, que emitió en 2017 un
título por $ 1032 millones a un plazo de 36 meses con una tasa fija 2,5% en abril pasado. El Hipotecario, por su parte, colocó en mayo del año pasado tres series de ON ajustables por inflación a 18 y 36 meses y recaudó más de $ 1400 millones.

(Fuentes consultadas: BAE, El Cronista)