Martino: “Las tasas altas no se ven en los plazos fijos por el exceso de liquidez de los bancos”

El sistema bancario muestra movimientos en su formato de negocios y está a la expectativa respecto al cambio vertiginoso que se está viviendo en la implementación de la tecnología y el consecuente surgimiento de nuevos competidores en ese terreno.

A ello se agrega un contexto local sumamente complicado desde lo económico por la suba de las tasas de interés y el dólar, algo que no es ajeno que desde la arista política el país está próximo a la elección de un nuevo Presidente.
 
En este marco, BANK MAGAZINE dialogó en exclusiva con Gabriel Martino, el CEO del HSBC.
 
Por Mariano Jaimovich

-¿Qué perspectivas tiene su banco para este año para su negocio?
-Tenemos como objetivo principal trabajar mucho en el tema de conectividad y tratar de insertar a Argentina al mundo y con los clientes de forma inteligente. De hecho, estamos en 60 países y tenemos mucha presencia en lugares como India o Vietnam. Es el único banco global con esta red que tiene presencia en Argentina, y por eso podemos posicionarnos en el segmento exportador y llevar las pymes al mundo.

 

Por eso, los bancos vamos a vivir una tremenda transformación en el modelo de negocio y ya se está empezando a vivir eso. Hay modos alternativos que están surgiendo, tenemos que tener en el sector más eficiencia y buscar más inserción en la operatoria.

 

 
-¿Qué ventajas le otorga el país para poder hacer esto?
-Argentina tiene la ventaja que posee un sistema financiero muy chico y poco transaccional, por lo que puede crecer por productos y a medida que la economía vaya acompañando, se podrá ahondar en la venta de créditos y seguros de vida y retiro.

-¿Cómo se verá esta transformación en el HSBC?
-La transformación digital será trasladada a sucursales de espacios más reducidos con mayor cantidad de tecnologías y se venderán productos especializados. Es decir, serán oficinas para ver y comprar productos bajo de forma moderna y ágil, como créditos hipotecario. Claro, esto será en la medida que el país vaya acomodando la economía.

 

 
-¿Qué objetivos se propusieron a cumplir en el año?
-Seguimos tratando de ganar market share por lo que trabajamos para estar en la delantera con productos innovadores. Sabemos que vendemos un commodity, por eso buscamos diferenciarnos con seguros de vida y retiro, que tienen deducción impositiva en este año fiscal, algo muy bueno para todos, ya que el cliente puede invertir en ello. Y a la vez somos una compañía de asset management. El rendimiento irá de la mano de las tasas del mercado de los fondos comunes, pero van a estar por encima de la media.

 

 
Antes mencionaba que dependerán de la economía, ¿cómo ve este aspecto del país y qué espera para este año?
-Argentina está buscando ser un país normal que se inserta en el planeta y en el mercado de capitales. Estamos en un camino de transición largo y doloroso, porque lleva mucho tiempo lograr ese objetivo.

 

 
-¿Piensa que el Gobierno está haciendo bien las cosas?
-Está haciendo el puente y el instrumento para buscar lograr la normalidad del país, donde hay aciertos y errores, y estos últimos los está tratando de corregir.

-¿Qué opina del nivel actual de las tasas del sistema? 
-Las tasas de interés en pesos creo que son altas, pero es necesario tener tasas positivas y que estén por encima de la inflación. En cambio, en dólares considero que son altas, pero no súper altas si se las compara con las encontradas en la región.

 

 
-¿Por qué sube más la tasa de los créditos y tarda más en aumentar el rendimiento de los plazos fijos?
-Es por un exceso de liquidez que tienen los bancos y la menor necesidad de  fondos que existe en el sistema por el juego de la oferta y demanda.

-¿Cree que el Banco Central los forzará para ofrecerles más incentivos a los clientes en pesos y así disminuir la presión hacia el dólar?
-El Banco Central puede incentivar a los bancos para que se suban las tasas pasivas, tiene instrumentos para hacerlo.

 

 
-¿Qué considera que puede pasar con los plazos fijos en dólares?
-Entre el sistema público y privado se tienen depósitos record en dólares de argentinos por más de u$s30.000 millones, con un 50% de los billetes destinados a préstamos y el resto encajado en el BCRA y en bancos. Está muy bien y sano el sistema financiero argentino. Además, el Central tiene un excedente de reservas.

 

 
-Las tasas son muy altas para los tomadores de créditos, ¿qué puede pasar con la mora del sistema?
-Se ha incrementado el año pasado la mora en los segmentos individuos y corporativo, pero pese al contexto recesivo que estamos viviendo no vemos que eso se esté acentuando. Están estancados los créditos, el volumen otorgado cayó entre 12% y 20% el año pasado.

-¿Se está negociando la baja del alto nivel de encajes que pone el Banco Central?
-Hoy, con un nivel de crédito que no está subiendo es difícil de hacer que bajen los encajes, al contrario, lo que deberíamos estar discutiendo es que no suban de nuevo.

-¿Qué medidas le están pidiendo los bancos desde ABA al Central?
-No hay nada de corto plazo, sí para mediano y plazo, como medidas para favorecer la banca digital y saber cuál será la política con las fintech. También conocer cómo podemos ayudar con la AFIP para eliminar la economía informal y reducir el uso de efectivo.

 

 
-Hablando de impuestos, hace un tiempo decía que la renta financiera en dólares estaba bien, pero no así en pesos, ¿sigue pensando igual?
-Sigo pensando lo mismo, en pesos es un error que haya una carga impositiva porque necesitamos incentivar el ahorro en moneda local, que es la pieza fundamental para desarrollar el mercado de capitales nacional y no se deben poner piedras en el camino.

 

-Los rumores en el mercado son variados: ¿se puede desprender el HSBC de la banca minorista?
-No lo tenemos contemplado por el momento.

-¿Cuánto tiempo se imagina estando en su cargo?

-Todavía tengo muchos proyectos que liderar en la operación local de HSBC, pero no soy de los que se atan a los sillones. Está bueno que haya alternancia, pero todavía no sé cuándo dejaré mi cargo.-