Marengo del estudio Arriazu: “A nadie le gusta ajustar la economía, pero siempre hay margen”

En momentos de definiciones económicas y políticas, el economista de Arriazu Macroanalistas, Fernando Marengo, indicó a BANK MAGAZINE que el costo laboral unitario es el más bajo de los últimos diez años si se lo mide en dólares estadounidenses. Hecho que otorga una alta competitividad en este momento para la economía argentina.

Entre los desafíos que se le presentan a Alberto Fernández, precisó que el mayor de ellos es llegar a producir un crecimiento sostenido durante décadas, “cosa que pudieron hacer muchos países, como China, Chile, Perú o Colombia”.

Un tema vinculado al crecimiento es bajar la pobreza a un dígito, hecho que implicaría duplicar el PBI per capita, donde por un lapso de 20 años se debería crecer a un nivel de 4,5% promedio anual.

“A nadie le gusta ajustar, sobre todo a la gente que tiene menos recursos, pero cuando uno ve la historia reciente de Europa, siempre queda margen para realizar un ajuste. Se vio en los desequilibrios del 2011 en Grecia, Portugal y España, y el recorte que se efectuaron con una baja nominal de gastos”, resume Marengo.

Incluso, enfatizó que en el Viejo Continente ni siquiera se tiene la posibilidad de realizar una licuación de los costos por devaluación porque la mayoría de sus países están sujetos a la zona euro y la moneda común.

Respecto a la inminente renegociación de la deuda del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y los tenedores de títulos, el economista de Arriazu consideró que ese proceso se debe realizar de manera “rápida y amigable” y, fundamentalmente, dice que la clave es generar credibilidad.

“Se debe evitar el default porque siempre tiene consecuencias”, como por ejemplo se podría tornar dificultoso conseguir líneas de financiamiento en el corto o mediano plazo. O bien, puede haber problemas con los principales organismos internacionales que nos han prestado dinero.-