Macri se reunió con empresarios para detallar el acuerdo Mercosur-UE

Macri se reunió con empresarios para detallar el acuerdo Mercosur-UE. El Presidente encabezó ayer en Olivos, junto al canciller Jorge Faurie y al ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica , una reunión con más de 50 cámaras multisectoriales para dar detalles sobre el acuerdo de libre comercio que se cerró entre el bloque regional y los países europeos.

Entre los convocados hubo autoridades de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), del foro empresario de IDEA, de la Asociación Empresaria Argentina (AEA) y de la Unión Industrial Argentina; COPAL y de la Cámara Argentina de Comercio (CAC); SRA, Coninagro, FAA y CRA.

Durante su exposición, que se desarrolló en el quincho de la quinta presidencial de Olivos, el jefe del Estado les contó detalles de la negociación y explicó el significado del acuerdo para su administración. Además, sostuvo que “los países que se abrieron al mundo crecieron”.

Los más preocupados fueron los referentes de sectores sensibles como calzado, textiles, farmacéuticos, industria láctea, vinos e maderera.

El primero en tomar la palabra fue Acevedo, quien se manifestó a favor del acuerdo pero insistió en la necesidad de que se atienda la situación económica local que hace imposible a un empresario argentino competir con uno europeo. “El país tiene que acompañar con una política de otro tipo para poder competir”, aseguró el titular de la UIA, quien remarcó que con las tasas de interés actuales eso es imposible. “No podemos seguir con estas tasas. Vamos a tener que tener tasas más bajas, impuestos más bajos y una inflación menor”, insistió Acevedo, titular también de Aceitera General Deheza (AGD). “Primero hay que ver cómo se mejora el clima de inversión y luego cómo nos insertamos”, agregó.

“Es un acuerdo equilibrado que respeta las demandas de los dos bloques y de las economías regionales. Quienes lo critican reflejan la impotencia por no haber alcanzado un acuerdo como este en 12 años de gobierno”, dijo Sica luego en conferencia de prensa. En las últimas horas, con escasa información del acuerdo, las opiniones también tuvieron falta de sustento.

Un ejemplo fueron las del presidente de FIAT, Cristiano Rattazzi, quien se había manifestado en favor de los autos europeos respecto de los argentinos. El titular de Adefa (fabricantes de automotores), Luis Pelaez Gamboa, tomó distancia de esos dichos, los que consideró “desafortunados” y manifestó su preocupación por el tipo de integración que deje el acuerdo con la Unión Europea respecto a los convenios bilaterales en materia automotriz entre Argentina y Brasil. De todos modos, consideró que el acuerdo “engloba todas las necesidades que había planteado la industria automotriz”. Gamboa se refirió además a la necesidad de “trabajar en elementos estructurales que van por la parte impositiva, laboral y, adicionalmente, infraestructura”.

El Gobierno ya puso en marcha una estrategia de contención. Sica tendrá a su cargo el trabajo sobre los empresarios y también sobre los gremios, a los que les adelantó gran parte del acuerdo anteayer.

“El Presidente nos instruyó para que tomemos contacto con todas las cámaras. El 90% de lo que se cerró, las industrias ya lo conocían. No hubo sectores que hayan planteado disidencias. No hubo oposición”, detalló Sica, que sí reconoció la “preocupación” de los representantes de los sectores pymes.

A partir de ahora, durante este mes, los convocarán de a uno para avanzar con los detalles.

Con información de Telam, Página/12 y La Nación