Macri apoyó las medidas de austeridad, críticas para el programa del FMI

El “áspero” presupuesto de Argentina que requiere de “déficit cero” y que es respaldado por el FMI, cuenta con el apoyo suficiente para ser aprobado por el Congreso a pesar de las bajas calificaciones de las encuestas y el empeoramiento de la economía, dijo el presidente Mauricio Macri a Financial Times.

“La administración todavía tiene un índice de aprobación del 38 por ciento, alto para los gobiernos de América Latina, por lo que tenemos mucho apoyo que nos permite seguir adelante”, dijo Macri. “No hay lugar para nada más”. . . Los argentinos están aprendiendo de los errores del pasado “.

Como parte de su acuerdo con el fondo, destinado a proporcionar alivio para uno de los mercados emergentes más vulnerables del mundo, la administración de Mauricio Macri se comprometió a reducir el déficit fiscal del país a cero, el próximo año.

El mes pasado, Macri dijo por cadena nacional, que quería que el FMI adaptara un programa previo de 50.000 millones de dólares, un anuncio que en parte desencadenó una crisis de confianza en las finanzas del país.

“Pensé que decirle a los argentinos [que estábamos regresando al FMI] ayudaría a allanar el camino. No funcionó del todo así “, dijo Macri. “Los argentinos están cansados, están preocupados. Pero no quieren volver al pasado “. A pesar de un paro nacional de 36 horas en protesta por la austeridad que comenzó el lunes, los activos argentinos repuntaron la semana pasada y los diferenciales de los bonos se redujeron en el último mes en medio de informes de que el FMI podría ampliar su programa de $ 50 mil millones.

Macri, está en Nueva York para participar de la Asamblea General de la ONU, junto con Nicolás Dujovne, su ministro de Hacienda.

Al ser consultado, el ministro de economía, se negó a comentar sobre un posible aumento en el préstamo, que ya es el más grande del FMI. “Los mercados se están recuperando, por lo que creemos que no hay prisa [por un acuerdo con el FMI]”, dijo Dujovne. “Es mejor tener un buen programa en lugar de uno rápido”. La pregunta central no es qué tan grande es [el programa] sino su diseño. Tal vez sea suficiente cambiar la combinación de fondos desembolsados ​​versus [fondos] preventivos “. La crisis ha provocado críticas de que Macri debería haber avanzado más rápido para reformar la economía cuando asumió el cargo en 2015, en lugar de seguir un enfoque gradual. Esto se ha vuelto contraproducente a medida que las tasas de interés mundiales y los precios de la energía han subido, forzando un abrazo repentino de la austeridad respaldada por el FMI.

“Tuvimos que crear un proceso de comprensión en la población, de la educación”, dijo Macri, defendiendo su gradualismo inicial. “También tuvimos que ser muy cuidadosos y sensibles con respecto a las necesidades de los económicamente vulnerables.

“Es un proceso permanente de explicación y comprensión, especialmente con la oposición política”, dijo. “Las distorsiones dejadas atrás [por el anterior gobierno] fueron enormes, y la parte más difícil de los populistas es que siempre niegan los hechos y nunca admiten los errores”. Mauricio Macri dijo que los argentinos aún querían un cambio. “Siempre hemos tenido que gobernar con una minoría, y el presupuesto de déficit cero también se aprobará con [la ayuda] de los votos de la oposición”, dijo. “Es un proceso constante de negociación, a menudo difícil, pero hasta ahora exitoso”.