Los relatos del Fantasma del Recinto

Todos los entretelones de la City porteña que nadie te cuenta los da a conocer EFR, las iniciales del El Fantasma del Recinto, en exclusiva para Bank Magazine. 

En la asamblea de ByMA ganó Ernesto argumentando que tenía más de 52% de los votos favorables. Cierto pero no tanto, apenas consiguió el voto positivo de 32% de los accionistas (a esto súmale el 20/30% con/sin voto de la Bolsa). Hay un 40% de los votos que no se presentaron.

La asamblea del G.Valores salió por muy poco. Alguna gente se quejó que no la dejaron entrar, había una mujer en la puerta que decidía quien pasaba y quien no (vi que tenían el depósito de acciones presentado). Igual fue mejor que la del año pasado cuando Juan N. le mostró a Claudio Perez M. una foto de la escena en película El Padrino, donde está la cabeza de un caballo en la cama (Claudio cría caballos de maratón).

Bien la CNV que les freno el número de directores, pero ahora van a cobrar más guita cada uno que antes así que la pelea por el puesto va a ser feroz. Hay que ver ahora cuando desaparece el Grupo Valores (para transformarse en el Banco), si compran y se mudan a los edificios del Banco (garpan U$D 25 el metro cuadrado a la Bolsa, en el edificio de Sarmiento, algo menos de U$D 40.000 por mes).

El grupo de Ernesto eran menos de 5 pero con el 30% de las acciones. La oposición a Ernesto tenía todo arreglado, pero a último momento se dio vuelta un Armenio (a quien las malas lenguas dicen le prometieron “algo”). Después de perder la votación por la fusión, Claudio PM decidió levantar la lista que presentaban, para no romper lanzas del todo. Igual hay quienes juraron que la van a seguir a muerte y apuestan a un as bajo la manga que se conocería en  unos meses…