Los préstamos personales crecieron en febrero 0,4% luego de seis meses en baja

No obstante, la mejora en el ítem préstamos personales no alcanzó para modificar los resultados del financiamiento global, que en febrero cayó 0,9%, con lo que acumula tres meses consecutivos en rojo.

“De esta manera se corta con la tendencia de seis meses consecutivos durante los cuales los saldos venían creciendo cada vez menos los primeros tres meses y directamente disminuyendo durante los últimos tres.

“Esto podría hacernos presagiar que hemos llegado a lo más bajo de la curva, y que a partir de ahora podría comenzar una lenta recuperación aprovechando la aparición en los recibos de sueldos de los primeros resultados de las paritarias salariales”, dijo Guillermo Barbero, socio de First Capital Group.

El saldo total

En febrero, el saldo total de préstamos en pesos al sector privado alcanzó un nivel de $1.539.397 millones, con un un alza en los últimos 365 días de $ 136.555 millones y un incremento del 9,7% anual.

“Por tercer mes consecutivo, el financiamiento global presenta un retroceso, a pesar de que durante los primeros días del mes pudimos observar una leve baja de las tasas de interés, lo cual podía hacer pensar en alguna recuperación del crédito”, señaló Barbero.

“No obstante, las restricciones monetarias para combatir algún rebrote en los niveles de inflación y contener la presión sobre el dólar, no permiten aún que esa tendencia a la baja se consolide.”

En este sentido el especialista apuntó que “la tasa de interés recuperó su tendencia alcista hacia finales del mes, afectando la confianza entre los tomadores de crédito”.

La operatoria a través de tarjetas de crédito

Por un monto de $ 383.452 millones, cayó 1,2 % en febrero respecto al cierre de enero.

En el cotejo interanual subió 26,9%, un porcentaje sensiblemente por debajo del avance que marcó la inflación en similar período.

“Si bien es una de las líneas que más ha crecido en términos nominales este mes, este incremento no alcanza a compensar la caída del poder adquisitivo de la moneda nacional”, explicó Barbero.

Las líneas de créditos hipotecarios

Incluidos los ajustables por inflación/UVA, durante febrero se verificó un leve crecimiento, con una suba del 0,2%, y junto a la línea de préstamos personales, fueron las únicas que no retrocedieron durante el mes.

En tanto, la línea de créditos prendarios presentó, según datos publicados por el Banco Central, un stock de cartera a fines de febrero de $ 90.118 millones, con un retroceso de 3,3 % versus el stock de igual ms de 2018 de $ 93.206 millones.

“La línea permanece en una clara tendencia bajista en consonancia con los bajos niveles de venta de los vehículos que se utilizan para garantizar las mismas. En cuanto a las variaciones mensuales, la caída alcanza al 6,3%, profundizando una tendencia hacia la baja de prácticamente un año, los primeros meses con una desaceleración de las colocaciones y los últimos seis meses con caídas en términos absolutos”, indicó Barbero.

Por último, los préstamos comerciales cayeron 0,2% respecto a enero y 11,4% en el cotejo interanual. (Télam)