Los plazos fijos pagan promedio 33%

Los bancos comerciales con mayor volumen de depósitos pagan un promedio de 33% nominal anual por plazos fijos en pesos, muy por debajo de la inflación esperada para los próximos doce meses.

Los ahorristas que eligen plazos fijos en pesos como herramienta de inversión han visto cómo su capital se evapora desde hace meses y no parece que vaya a ser distinto en el corto plazo por la inercia inflacionaria.

“A pesar de que el Gobierno mantendrá el congelamiento de los servicios públicos y el transporte, difícilmente se verá una contracción significativa de la inflación en los primeros meses del año. Proyectamos que se ubicará por encima de 40% en 2020″, estimó Ecolatina.

Los precios cerraron 2019 por encima del 50%, con la inflación más alta en los últimos 28 años. Fue un lapso de sucesivas devaluaciones que destruyeron la moneda local.

Ese 40% o más barre con las tasas de plazos fijos que abonan las entidades financieras, con máximos de 37% para el caso de Banco Nación y Banco Ciudad, y mínimo en 29,5% de Banco Macro, de acuerdo con un relevamiento diario que realiza el Banco Central.

La información que difunde la autoridad monetaria se refiere a la tasa nominal anual por plazos fijos online para no clientes a 30 días por $100.000.

Analistas creen que la inflación se desacelerará durante el segundo semestre, pero prevén que la presión de los precios difícilmente mermará en el corto plazo.

“Varios factores estarán detrás de la dinámica de los precios en los primeros meses del año. En primer lugar, el bono a asalariados privados, o en su defecto la aplicación de cláusulas gatillos incrementarán los costos de producción. En simultáneo, el relajamiento de la política monetaria podría generar presiones inflacionarias. Por último, la demora en alcanzar un acuerdo de precios y salarios generaría que muchos oferentes continúen adelantándose al mismo incrementando sus precios”, explicó Ecolatina.

La consultora relevó que en la primera quincena de enero los precios crecieron 3,2% con respecto al mismo período del mes anterior.

El principal motivo de la desaceleración fue el retroceso de Atención médica y gastos para la salud, por el acuerdo alcanzado entre el gobierno y los laboratorios.

Pero, el rubro con mayor dinamismo fue Alimentos y bebidas, que se incrementó por la suba en carnes, frutas y verduras. “Esperamos que los aumentos se aceleren ligeramente en las últimas dos semanas del mes, haciendo que enero concluya con una inflación del 3,4%”, agregó.

Este comportamiento de los precios implica una pérdida de capital para los ahorristas que eligen los plazos fijos en pesos como opción de ahorro, ya que las tasas reales se tornan negativas.

La pérdida para los ahorristas es una preocupación para el Banco Central, que días atrás lanzó un instrumento de ahorro indexado a la inflación (UVA), una opción que ya existía para depósitos a 90 días pero que ahora puede pre cancelarse a los 30 días.

La caída en el rendimiento de los plazos fijos que provoca pérdidas en el capital de los ahorristas se da en un ámbito de severas restricciones a la compra de divisas, con un cepo que impide la adquisición de más de 200 dólares por mes y un impuesto de 30% que lleva el dólar solidario a la zona de los 82 pesos.

A pesar de esas restricciones, la compra de dólares por parte de los ahorristas no cesó en diciembre.

Las compras  netas  de  billetes  de  individuos de diciembre totalizaron 330 millones de dólares.  Este resultado se explicó por compras brutas por 460 millones de dólares y ventas brutas por 130 millones, segùn información del Banco Central en su último Informe de Evolución del Mercado de Cambios.

La cantidad de individuos que compró billetes a través del mercado de cambios fue de 2.600.000 personas en diciembre, mientras que la cantidad de individuos que vendió billetes totalizó 330.000 personas. Las compras brutas per cápita se ubicaron en 178 millones, mientas que las ventas brutas per cápita resultaron en 400 millones.

La presión cambiaria, con un dólar oficial sin movimientos por el cepo, se trasladó al mercado financiero donde el dólar CCL tocó el miércoles los 82 pesos y el dólar MEP superó los 80 pesos, mientras la cotización del dólar blue hoy se ubicó en el ámbito de los 78 pesos.

“El exceso de liquidez (de pesos) se sigue sintiendo en estos momentos de caída estacional de la demanda de dinero, lo cual se refleja en una brecha cambiaria creciente. La zona de $82 para el MEP se condice con el techo de la banda de Tipo de Cambio Real Multilateral (TCRM) basada en rangos observados en el cepo anterior”, mencionó la consultora Delphos Investment.

Delphos completó que un “overshooting implicaría alcanzar niveles por encima de $90. El BCRA y el equipo económico deberían comenzar a mirar la brecha con mayor preocupación, porque al situarse el dólar financiero por encima del dólar solidario, nuevamente comenzaría a sentirse el impacto en las reservas internacionales“.

Fuente: BAE