Los ojos siguen en la Corte Suprema, a horas del vencimiento del último DNU y del anuncio de uno nuevo

Los ojos siguen en la Corte Suprema, a horas del vencimiento del último DNU y del anuncio de uno nuevo

Cuenta regresiva. El decreto presidencial que buscó suspender las clases en la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires, pero que el gobierno porteño desoyó, vence este viernes. Mientras el gobierno nacional evalúa nuevas medidas restrictivas que anunciará en las próximas horas, la Corte Suprema aún no se ha pronunciado sobre la demanda de inconstitucionalidad que presentó la administración de Horacio Rodríguez Larreta. La decisión del máximo tribunal podría conocerse antes del vencimiento del DNU.

El martes, la Corte envió el tema a la Procuración General para se expida. La opinión del Ministerio Fiscal no es vinculante, pero puede significar un fuerte mensaje. La procuradora ante el máximo tribunal, Laura Monti, se avocó intensamente en los últimos dos días a analizar el expediente y, aunque tiene tiempo hasta este viernes, podría pronunciarse hoy mismo. La fiscal ya había provocado un primer revés para el Ejecutivo nacional en la causa cuando determinó que la Corte está facultada para intervenir en la presentación que realizó el gobierno de CABA, a razón de su autonomía.

Con el pronunciamiento de la Procuración, el máximo tribunal quedará finalmente, después de casi dos semanas, en condiciones de definir la cuestión. Y, según dejaron trascender desde Tribunales, no se descarta que lo haga antes de que venza el decreto presidencial a última hora de este viernes. La decisión de la Corte se torna abstracta, luego de dos semanas en las que las clases continuaron de forma presencial en la Ciudad pese al repudio del gobierno nacional y la resistencia de algunos gremios. Pero podría significar un fuerte antecedente para futuros decretos que impongan restricciones a las provincias y la Capital. El Gobierno incluso evalúa la posibilidad de enviar una ley al Congreso para resguardar las restricciones frente a futuros reclamos judiciales.

Pero habrá otro decreto, muy pronto. El Presidente, que ayer terminó la ronda de reuniones con gobernadores, anunciará nuevas restricciones en las próximas horas. En el gobierno anticipaban anoche que el anuncio podría ser el viernes, ya que este jueves Fernández viaja a Chaco. En las conversaciones con los mandatarios, luego de semanas de rispideces por la falta de acompañamiento a las últimas medidas, el Presidente les reclamó reforzar los controles y hacer cumplir las restricciones. Pese a que se limitaría aún más la circulación, se descarta por ahora un regreso a la Fase 1.

Las clases siguen siendo un punto de conflicto e indefinición. En la reunión de ayer, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, volvió a reclamar la suspensión de la presencialidad. El gobierno nacional busca un camino intermedio y sigue hablando de “presencialidad administrada”: presencialidad en los primeros años del nivel inicial y secundario, pero virtualidad para el resto. El gobierno porteño aún no marcó posición respecto a esa posibilidad.