Los mercados siguen atentamente las negociaciones por la deuda

Mercado Local

Miércoles mixto en esta semana corta, pero no por eso menos intensa, en el plano tanto local como internacional. En lo propio, son días de importantes definiciones  para la deuda, donde lo que se presente en los próximos días, y el diálogo que se mantenga con los inversores sigue  marcando la dinámica del mercado. Hasta el momento, y a pesar de que Argentina se encuentra hoy en default técnico, veníamos viendo una importante mejora en los precios de los bonos que hasta ayer reflejaban mejoras de entre 8/9%. Los movimientos y el balance de estas últimas ruedas evidencian que el mercado ve más allá de ese plazo, donde da por sentado este tecnicismo  ya incluido en los precios y está pendiente de cuanto se acercan las puntas que ofrece uno u otro lado. 

De todas maneras, la tendencia de hoy refleja cierta cautela entre los inversores, que a esta altura exigen acciones concretas por parte del Gobierno en cuanto a las negociaciones. Los plazos ya fueron formalmente extendidos al próximo dos de junio llevando la renegociación de la deuda a una instancia decisiva, para lo cual los bonos podrían encontrar un techo de no ver señales claras de acuerdo.  En cuanto a las mejores en las condiciones que se discuten, hoy se volvió a hablar de algún tratamiento diferenciado entre los tenedores de bonos según su momento de emisión. Se estima que los grandes grupos de inversores que tienen los títulos del canje anterior exigen una mejor calidad financiera dado que, en su momento, ya asumieron los costos de una reestructuración. 

En cuanto a los movimiento del día, la curva soberana en dólares registró una suba del 1.6% en promedio. Las ganancias fueron acentuadas en el tramo corto de la curva con el AO20 subiendo cerca del 4%. Mientras que, entre los bonos de mayor duration se registraron rojos de entre 0.5/1.0%, con el bono centenario cediendo cerca del 0.6%. Si miramos en cambio el tramo medio de la curva, las ganancias fueron selectivas. Acá podemos destacar la sube del DICA en un 2.8%, mientras que el AY24 reflejaba una importante mejora. Por otro lado, el DICY y el PARY, ambos títulos emitidos durante el canje anterior retrocedían 1.5% y 0.5%, respectivamente. Recordemos que ante la expectativa sobre la proximidad de un acuerdo que pueda llevar las negociaciones lejos de un hard default no se descartan precios cercanos a los USD 40/45. Por ahora, los principales grupos de inversores celebraron la extensión de los plazos y la intención del Gobierno para alcanzar un acuerdo. Pero, vale aclarar, queda mucho por recorrer y hasta que las negociaciones vayan de dichos a hechos es esperable una nueva corrección desde los USD 35/36 promedio de hoy. 

Mientras tanto, el nivel de paridades fue mejorando hacia la zona de 39/40% en promedio (con respecto al 35/34% del viernes pasado), eliminando cualquier diferencial por legislación, lo que se compara con los máximos de 500/600 puntos alcanzados a principios de abril con el anuncio de la postergación de los pagos de los títulos de ley local. Hoy, tanto los bonos de legislación extranjera como de ley ARG rondan el 39% en promedio.

Pasando a la deuda en moneda local, la atención de la jornada se mantuvo en una nueva licitación en la que el tesoro ofreció una combinación de letras/bonos a descuento y ajustables por CER, y en la cual se colocaron $18.043 millones. Lo que cubre casi la totalidad de los vencimientos de la semana que se ubican en torno a los $20.000 millones. Mientras tanto, los bonos registraban mejoras de entre 2% y 2.5%, donde los títulos CER continúan ganando cierto atractivo. 

Dentro del mercado cambiario, el CCL y el MEP ceden varias unidades en sintonía con las últimas restricciones establecidas para su operatoria. La fuerte caída en los volúmenes negociados impactó en dichas cotizaciones que se ubican hoy en $109 y $106 -unos 0.7% y 1.0% por debajo del cierre de ayer, y cerca del 3%/4% con respecto al viernes-.Recordemos que, producto de estas  medidas, el inversor está obligado a asumir el riesgo precio que impone el plazo mínimo de tenencia de los títulos antes de poder hacerse de los dólares. Punto no menor, dada la reestructuración de deuda en proceso –con un resultado aún impredecible- lleva al máximo la volatilidad de estos activos. La inactividad en este sentido lleva a las brechas a niveles de 60% y 55%, cercanos a los registrados un mes atrás y muy por debajo de los máximos recientes. De todas maneras, vale aclarar que bajo la coyuntura actual y la incertidumbre con respecto al futuro de distintas variables, la brecha con respecto al dólar marginal se encuentra hoy en niveles del 88%/89%. 

Por su parte, no hay diferencias en cuanto a las correcciones diarias del mayorista que venimos observando en este último mes. En el día de hoy, el  vuelve a sumar unos 10/11 centavos diarios, siempre avalados por el Central que la falta de oferta privada obligó a vender unas USD 60 millones de divisas en el spot, y con renovadas intervenciones –en unos USD 4 millones- en los plazos más cortos del mercado de futuros. De esta manera, y en una rueda donde se operaron unos USD 189 millones, el billete cerró en $68.36. Vale remarcar que el BCRA el goteo de reservas (hoy en USD 43/42 mil millones brutos), se acelera con la venta diaria de divisas. Las pantallas minoristas, en tanto, reflejaron un dólar en $70.53 ubicando al dólar solidario por encima de los $91.

La tendencia entre las principales acciones argentinas fue mixta, con un panel líder reflejando subas selectivas entre las cuales destacamos TGNO4 (+3.1%), YPF (+2.2%), ALUA (+2.1%) y TXAR (+1.4%). Mientras que, entre los rojos más importantes se encontraron PAMP  (-6.8%), COME (-4.8%), BMA (-4.3%), TGSU2 (-3.9%) y CVH (-2.9%). En este sentido, el índice S&P Merval retrocedió casi un 2% para cerrar el día cerca de los 40.200/40.300 puntos. Lo que, medido en dólares, refleja una mejora de diez unidades a los 380 puntos. 

En cuanto a datos económicos, la agenda del día nos dejó el resultado de la balanza comercial. Según los números oficiales, las exportaciones sumaron USD 4.329 millones en el cuarto mes del año, lo que representó una baja interanual del 18,9%, mientras que  las importaciones totalizaron USD 2.918 millones, un 30,1% menos que el mismo mes del año pasado. De esta manera, y teniendo en cuenta que en abril del año pasado, la balanza comercial alcanzó un superávit de USD 1.165 millones y en marzo pasado el resultado fue positivo en USD 1.158 millones, el acumulado en los primeros cuatro meses del año alcanzó  un verde de USD 12,8 mil millones, 3,5 mil millones menos que en igual período en 2019.

Mercado Internacional

La expectativa en los mercados globales mejora de la mano de la reapertura de la economía y a la espera de una vacuna que erradique cualquier posibilidad de rebrote del virus. En este sentido, y apostando una pronta (aunque desigual) recuperación de la actividad, los principales índices de Wall Street se alejan de los mínimos alcanzados en marzo. De todas maneras, no se descartan correcciones en el corto plazo, dada la sensibilidad con la que se opera y los riesgos de que las renovadas tensiones entre USA y China generen ruido en el mercado. Para ello, nos mantenemos atentos a lo que pueda declarar Trump en los próximos días, y a una posible respuesta a la legislación de seguridad nacional planeada por China en Hong Kong antes del fin de semana.

En este contexto, el S&P 500 avanzó cerca del 1.5%, ubicándose nuevamente por encima de su promedio móvil de 200 días, y cerrando arriba de los 3.000 por primera vez desde marzo –cruzando una importante barrera técnica-. El Dow Jones, en tanto, sumó poco más del 2% y se ubica en los 25.548 puntos. Mientras que el Nasdaq avanzó 0.8% hacia los 9.412 puntos. 

En Europa, la tendencia fue similar. Las subas fueron lideradas por el IBEX 35 español y seguido del CAC40 francés en 1.8%. Al mismo tiempo que el FTSE100 inglés recuperaba 1.3% y el DAX alemán avanzaba 1.3%. El MIB italiano, en tanto, aumentó 0.3%. La tendencia se da después de que se conociera la intención del BCE liderado por Christine Lagarde, de inyectar 750 mil millones de euros, dado que las perspectivas de crecimiento para la Eurozona siguen en decadencia. Se espera, como mínimo, una caída de entre un 8% y 12% para este año. Este plan de recuperación es una mezcla de subvenciones, préstamos y avales; donde se espera que lo más beneficiados sean Italia y España -los más afectados por la pandemia En números, la Comisión Europea propone una ayuda por 500  mil millones de euros a los estados miembros más afectados por el brote, y otros 250 mil millones de euros en préstamos.

Mientras tanto, la tasa norteamericana cedida apenas 1 pbs y cerró en 0.69%. Mientras que, los bonos europeos reflejaba números mixtos. Por un lado, y con el anuncio de estímulos del BCE, el rendimiento de los títulos de largo plazo italianos (1.48%) y españoles (0.64%) caían 8 pbs y 5 pbs respectivamente. Los británicos, en tanto, retrocedían 2pbs a 0.2%. Mientras los alemanes sumaban 1 pbs a -0.41%. 

En cuanto a las principales monedas, el DXY –Index- recuperaba algo de terreno hacia los 99 puntos. Por otro lado, la Libra caía 0.7% mientras el Euro se fortalecía 0.2%. 

Fuente: PPI