Los mercados afuera subieron entre 2 y 3% por el crudo

La magnitud de los cierres de compañías y negocios en todo el mundo, destinados a ayudar a mitigar la propagación de la pandemia, no tiene precedentes y está teniendo un impacto negativo sustancial, tanto en el mercado laboral como en la economía en general.

Al menos así lo reflejan los últimos datos económicos, y la rapidez con la cual se vienen corrigiendo los mercados financieros. Este jueves, puntualmente, se conoció el número de estadounidenses que solicitaron beneficios de desempleo durante la semana del 28 de marzo. Según los datos oficiales, el número de solicitudes  se disparó a un nuevo récord de 6.6 millones, superando la estimación media de 3.5 millones esperada por el mercado e incluso por encima de la proyección más pesimista de 5.25 millones. Con dicha cifra, las solicitudes por desempleo en las últimas dos semanas de marzo alcanzan un total de 10 millones. Y ya superó las solicitudes de beneficios durante la recesión de 2007-2009, que tocaron un pico de 665.000, en una época en la que se perdieron 8,7 millones de empleos.

Este viernes contaremos con el informe oficial de las nóminas no agrícolas de USA, si bien es probable que no se muestre todavía el alcance total del daño del COIVD19 en el mercado laboral teniendo en cuenta la fecha de relevación de los datos. Por el momento, las estimaciones privadas lejos están de ser positivas. Entre ellas, desde Bank of America proyectan entre 16 y 20 millones de pérdidas de empleo, lo que podría llevar en tan solo algunos meses a la tasa de desempleo a un 15,6%. Nivel que superaría ampliamente la tasa alcanzada durante la Crisis Global del 2008, y lógicamente muy por encima de la actual 3.5%. Lo que a su vez, pesa sobre la evaluación del PBI americano para este año.

Entre los principales índices la tendencia de este jueves fue positiva, con el S&P500 (2.527 puntos) y el Dow Jones (21.413 puntos) aumentando 2.2% y 2.3% respectivamente. Mientras que el Nasdaq sumó 1.7% para cerrar cerca de los 7.489 puntos. Esta tímida recuperación se dio en medio de un mayor optimismo con respecto a los precios del crudo, después de que Trump asegurara haber negociado un acuerdo con los principales productores de petróleo: Rusia y Arabia Saudita.

Según dijo el presidente norteamericano, las naciones acordaron hoy reducir la producción en 10 millones de barriles por día –lo que equivale al 10% del suministro global-. Lo que género, a su vez, un salto en los precios del petróleo de casi un 25% para cerrar cerca de los USD 25.32 por barril y después de alcanzar máximos del día en los USD 26.3 . De concretarse dicho acuerdo, se daría lugar al  fin de una guerra de precios que ha contribuido al derrumbe del crudo cuyos precios acumularon una baja de casi un 60% en lo que va del año, en sintonía con el desplome de la demanda causado por los efectos del coronavirus.

En Europa, y con la referencia de Wall Street, la tendencia fue similar. Entre las principales subas, se destacaron el MIB italiano (+1.8%), seguido del FTSE100 ingles en 0.5%. Al mismo tiempo, el DAX alemán y el CAC40 francés aumentaron 0.3% cada uno. La excepción fue el IBEX35 que retrocedió este jueves en un 0.1%.

En el mercado de deuda, la tasa del Tesoro americano a diez años se coloca en el 0.63% anual, apenas 5pbs por encima del cierre de ayer. En Europa, la tendencia es mixta. Mientras el rendimiento de los bonos alemanes (-0.45%), españoles (0.72%) y británicos (0.33%) se recuperan cerca de 3/2 pbs, los bonos italianos caen casi 6pbs para cerrar en 1.48%.

Finalmente, entre las principales monedas, el DXY -dolar index- aumentó 0.5% para volver a tocar los 100 pts. Con tendencia mixta, el Euro se deprecia un 0.9% hasta los 1.09, mientras la Libra se aprecia un 0.3% hasta 1.25.

Con información de PPI