Los laboratorios van al Congreso, hay contactos con los gobernadores y analizan un nuevo DNU ante las trabas a la “ley Covid”

Los laboratorios van al Congreso, hay contactos con los gobernadores y analizan un nuevo DNU ante las trabas a la “ley Covid”

El Gobierno trabaja a contrarreloj en la Cámara de Diputados para intentar sancionar esta semana la ley de “emergencia Covid” y no tener que emitir este viernes un nuevo DNU con restricciones. Parece difícil porque el oficialismo sigue sin tener garantizados los votos para aprobar la iniciativa que apunta a dejar fijados criterios epidemiológicos a partir de los cuales forzar medidas en todo el país, independientemente de la posición de los gobernadores y el jefe de Gobierno porteño. La Cámara baja también se llevará la atención política este martes: los diputados recibirán a los representantes de laboratorios que producen vacunas contra el coronavirus Covid-19 para conocer detalles sobre los contratos firmados con el Estado nacional.

A la cita de este martes en el Congreso asistirán los representantes de los laboratorios con los que se firmaron acuerdos y que están entregando vacunas, como Covishield, la Plataforma Covax, Sinopharm, Sputnik V y AstraZeneca que, según adelantó, presentará un escrito. El resto de los laboratorios que producen vacunas y con los que el Estado argentino aún está negociando son Moderna y Johnson & Johnson, cuya presencia está en duda.

Pfizer, principal foco de conflicto entre el oficialismo y la oposición, anticipó que participará vía Zoom.

Mientras tanto, el gobierno de Alberto Fernández analiza por estas horas los datos epidemiológicos para medir el impacto de los últimos confinamientos. De no conseguir avanzar con la ley pandemia en Diputados, el Presidente emitirá un nuevo DNU este viernes. Según anticiparon fuentes oficiales, el Ejecutivo mantendría el esquema de confinamientos estrictos para los fines de semana y un nivel más reducido de restricciones para los días hábiles de la semana.

Se esperan nuevas reuniones entre Fernández y los gobernadores. Ese ejercicio de reuniones virtuales había sido retomado antes del último decreto, para tratar de mejorar la relación del Presidente con los jefes provinciales.

Pero la intención del oficialismo es avanzar esta misma semana con un dictamen en comisión para la “ley pandemia” y llevarla al recinto antes de que termine la semana. La iniciativa establece una serie de parámetros para definir las medidas restrictivas en los centros urbanos de acuerdo con los riesgos: bajo, mediano, alto y “Situación de Alarma Epidemiológica y Sanitaria” que se aplicarán en todo el país. El proyecto obligaría a suspender las clases presenciales en aquellas zonas en “situación de alarma”.

La norma fue una respuesta al fallo de la Corte Suprema que respaldó la autonomía de la Ciudad de Buenos Aires y le permitió al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, mantener la presencialidad escolar. También es un intento de liberar al Presidente de asumir el costo político de tener que anunciar nuevas medidas cada dos o tres semanas.

Nadie en el oficialismo confirma por ahora que estén los votos necesarios para aprobar el proyecto. El Gobierno necesita del acompañamiento de aliados como el lavagnismo y el peronismo cordobés que hasta ahora rechazaba la iniciativa. Las negociaciones continúan.