Los gremios se reúnen a debatir el escenario político y social nacional

Los gremios se reúnen a debatir el escenario político y social nacional

Los dirigentes con mayor peso en Azopardo debatirán en UPCN sobre el escenario político, económico y social bajo pandemia. La antesala a nuevos límites para la actividad -si la crisis Covid empeora- y la inflación aparecen como ejes del encuentro de una central alineada desde fines de 2019 a la Casa Rosada

La mesa chica de la CGT se reunirá este martes en la sede de UPCN para analizar la situación política y económica del país bajo pandemia, el eje de realce para el temario de ese encuentro según anticiparon desde esa central.

Dentro de otros tópicos aparecen la marcha de las paritarias 2021 y más lejos de la prioridades al menos por el momento, está el próximo Consejo Nacional del Salario (CNS) cuya convocatoria no fue oficializada todavía.

Empero, la previa a la mesa que se desarrollará en la unión de estatales que lidera Andrés Rodríguez, tomó cuerpo sobre el escenario político, económico y social e incluso se antepone a cualquier otra cuestión de salarios.

Declaraciones desde Azopardo

En efecto, fuentes de Azopardo reseñaron que ante la segunda ola del Coronavirus “la cual todavía no alcanzó impacto máximo” el incremento de precios sostenido y sobre todo algunas decisiones gubernamentales “preocupan y mucho” a esa central obrera.

De allí que por encima de la alternativa del CNS, donde se fijará el nuevo piso salarial del año, los dirigentes de mayor peso en la CGT, que se reunirán en UPCN a partir de las 15.30, coincidan en que “a esta altura inflación presupuestada en un 29% aparece como una meta aspiracional”, según reseñó otro vocero a este medio.

Incluso más allá de la grieta del movimiento obrero se recordó la expresión del camionero Hugo Moyano durante la presidencia de Cristina Fernández, sobre la realidad de precios mensurada en “el rigor de las góndolas”, según lo resaltan los sindicalistas.

A esta altura corresponde recordar que la CGT en la voz de uno de sus titulares, Héctor Daer se proclamó “como parte de este gobierno” en diciembre de 2019 antes de la asunción de Alberto Fernández como Presidente y en ocasión de una visita del hoy jefe de Estado a Azopardo.

En paralelo a la inflación que acecha, también remarcan al coronavirus, vinculado a la Economía en la CGT. Semanas después de haber almorzado con el ministro de Economía, Martín Guzmán, consideran que al compás del incremento de precios, las cifras sobre contagios y muertes en el país por Covid permiten deducir que “cualquier medida de restricción de actividades sin asistencia como el IFE o los ATP agravará la crisis que de hecho ya estamos atravesando”.

Sanidad, caso testigo

El conflicto que estamos atravesando en Sanidad es cada día más grave. Los empresarios continúan negándose a recomponer nuestros salarios.

Se instala en ese marco de preocupación cegetista, como caso testigo, el conflicto de los trabajadores de Sanidad que justamente comanda Daer. Una pulseada por salarios 2020, bajo emergencia sanitaria y con conciliación obligatoria en curso.

No obstante durante el lunes los delegados de Fatsa y ATSA debatieron sobre los pasos a seguir si no hay avances para acceder a la mejora salarial del año pasado.

Los síntomas de preocupación y malestar más allá de moderadas declaraciones públicas y la adhesión declamada a medidas del oficialismo también aparecen por ejemplo en cuanto a la modificación del impuesto a las Ganancias.

Esa decisión, dentro del núcleo de Azopardo menos afín a la Casa Rosada, se la considera de “relativo impacto/beneficio” sobre los adherentes al Gobierno y “que terminará beneficiando a los que nunca votarán al peronismo”.

Fuente: BAE