Los gobiernos salen al rescate de sus aerolíneas

Los gobiernos salen al rescate de sus aerolíneas

Los gobiernos salen al rescate de sus aerolíneas
* Francia y Holanda dan 10.000 millones a Air France-KLM y Portugal salvará TAP

* Noruega cambia la ley para blindar a Norwegian ante los bonistas

* Las firmas españolas tienen problemas para lograr crédito


La preocupación sobre el futuro del sector en el mundo, no deja de crecer entre los directivos de las aerolíneas, que empiezan a asumir que su Gobiernos deberían implementar algún tipo de salvataje para evitar las quiebras.


Mientras Francia y Holanda ya anunciaron un paquete de ayuda masiva de 10.000 millones de euros para Air France-KLM, que está al borde del colapso; Lufthansa anunció en las últimas horas que se quedará sin liquidez en las próximas semanas y que los préstamos bancarios no son suficientes para garantizar su superviviencia, por lo que ya está en negociaciones con el gobierno de Alemania una inyección de 10.000 millones y ayudas extra con los de Bélgica, Suiza y Austria.


Por su parte, Noruega aprobó de urgencia una ley que permitirá a Norwegian seguir volando aunque se declare en quiebra para darle tiempo a reorganizarse y evitar su desaparición. Esto en el que caso de que los bonistas no acepten reconvertir la deuda en acciones, algo que se tendrá que votar el próximo 4 de mayo. Esta ley noruega también mete presión a los acreedores, ya que si no se convierten en accionistas corren el riesgo de no cobrar nunca.


Por su parte, TAP Air apunta a ser nacionalizada en Portugal, igual que Alitalia, a la vez que easyJet está captando liquidez extra con el respaldo del Gobierno de Reino Unido mientras Ryanair arremete contra las ayudas.

En EEUU, el Departamento del Tesoro empezó a distribuir una ayuda adicional de 9.500 millones de dólares a aerolíneas norteamericanas, para pagar los salarios de sus empleados, dentro del paquete de estímulo aprobado el mes pasado por el Congreso. La Administración ya pactó inyectar 25.000 millones de liquidez al sector y el presidente Donald Trump abrió la puerta a comprar miles de billetes de avión para utilizar en los próximos años.

“Es esencial que los gobiernos actúen rápidamente para minimizar este daño económico. Entre las primeras prioridades debería estar el apoyo financiero directo, los préstamos y la desgravación fiscal a las aerolíneas”, insiste IATA, la patronal aérea más grande del mundo.

Fuente: El Economista, España