Los cambios que introdujeron Petroleras para enfrentar la pandemia

Directivos de Tecpetrol, Total Austral, Pluspetrol y Pampa Energía contaron sus vivencias ante una situación inédita para el sector y esbozaron el escenario que se abrirá tras la salida del coronavirus.

Crear campañas de concientización, acelerar proceso de digitalización y comunicación, repensar los protocolos de seguridad, garantizar la continuidad de la producción y preservar al mismo tiempo la salud del personal, fueron algunas de las acciones que debieron llevar adelante distintas petroleras ante los desafíos que genera el coronavirus. En un encuentro virtual organizado por Energy Forum, los directivos de Tecpetrol, Total Austral, Pluspetrol y Pampa Energía contaron sus vivencias ante una situación inédita para el sector y esbozaron el escenario que se abrirá tras la salida de la pandemia.                     

Tecpetrol: la creación de células independientes

Horacio Marín, director general de Tecpetrol señaló que el primer desafío que les planteó la pandemia tuvo que ver con la implementación de los protocolos para que la compañía pueda seguir operando en los campos “y que la gente se sintiera cuidada y con los riesgos acotados”. Destacó que pusieron en práctica lo que la compañía definió como “células independientes”. 

“Formamos  grupos de operarios que deben trabajar necesariamente juntos, se deben transportar en un mismo medio y deben compartir las instalaciones comunes en el lugar de trabajo. Por cada célula de trabajo crítica definimos la que está trabajando, la que descansa y una de back up ante el surgimiento de un caso dudoso. Con estas células buscamos que si surge un caso no se extienda a toda la operación”, afirmó Marín. Gracias a estos protocolos, la compañía logró que en todas las operaciones que tiene en el continente se registraran apenas tres casos de coronavirus.              

Con respecto al impacto económico que está generando la pandemia en la compañía, Marín indicó que ante la abrupta caída de la demanda “decidimos parar las inversiones, trabajamos intensamente en la optimización de las operaciones y cerramos pozos no rentables en costos variables”. 

Acerca de los cambios que se van a generar a la salida de esta crisis, el directivo de Tecpetrol rescató que “se aceleró de cinco a diez años la utilización de la tecnología digital, tanto en las comunicaciones como en las operaciones”.  Sobre el impacto en los costos que puede determinar estas nuevas modalidades de trabajo, Martín estimó que puede subir “entre un 10% y un 15%”.

Total Austral : cambios en la rotación del personal       

Por su parte, Dominique  Marion, country chair de Total Austral, señaló que la primera decisión que tomó la filial local fue la de  crear un Comité de Gestión de Covid con dos prioridades: garantizar la salud de los empleados y asegurar la continuidad de las operaciones. De este modo, más de 500 empleados de las sedes de la compañía en Buenos Aires,  Neuquén y Tierra del Fuego pasaron a trabajar en el modo home office. “Logramos una transformación digital en un tiempo récord. Son herramientas que  vamos a seguir usando en el futuro”, afirmó.

En Neuquén y Tierra del Fuego llevaron adelante reducción de personal afectado en los pozos, con guardias mínimas, para evitar el ingreso del virus a las instalaciones. En Tierra del Fuego, por ejemplo, “pusimos en marcha un protocolo de cuarentena de todos los empleados que no son residentes de la isla. Eso nos obligó a cambiar los ritmos de rotaciones a un sistema que incluye dos semanas de cuarentena, tres semanas de trabajo en el sitio y cuatro semanas de descanso. Es decir que por cada puesto necesitamos tres personas, una más que en condiciones normales de rotación. Seguramente tiene un costo adicional, pero es el costo que pagamos para mantener los sitios sin covid y el funcionamiento de las operaciones”.

Con todas estas medidas, Total Austral logró hasta el momento estar libre de casos de covid en todas sus sedes en Argentina y mantener activa sus plantas de producción. “Estamos produciendo 5  millones de metros cúbicos diarios de gas, creo que es un logro muy importante porque contribuye a reducir las importaciones y estamos muy orgullosos de eso”, afirmó Marión.

Pluspetrol:  asesorados por infectólogos

Claudio De Diego, CEO de Pluspetrol, indicó que para blindar las operaciones que la compañía tiene en distintos puntos de Sudamérica, desarrollaron un canal de comunicación permanente con infectólogos. “Nos asesoran y nos informan de las novedades respecto al virus. Eso nos permite estar lo suficientemente informados para tomar decisiones correctas en la fijación de protocolos sanitario”, señaló.

En las operaciones, extendieron los regímenes de trabajo para disminuir la rotación. El yacimiento de Camisea, en Perú, representa el 45% de la matriz energética de aquel país. Allí, Pluspetrol implementó un protocolo de 21 días de trabajo en campo, un descanso de 14 días en cuarentena con la familia y un aislamiento preventivo de siete días en hoteles.

El día previo al regreso al campo se les realiza a los operarios un test rápido y una vez en el yacimiento se los monitorea diariamente. De esta manera, lograron que el yacimiento operara normalmente. En cambio, en un yacimiento ubicado en la Amazonia peruana debieron cerrar la producción debido a que los testeos rápidos del personal que debía ingresar para reemplazar a los que estaban trabajando dio un 60% de positividad.

De Diego también contó que días antes de que Argentina decidiera cerrar las fronteras, la compañía tenía todo listo para iniciar la perforación de un pozo exploratorio en Angola. “Decidimos que lo más adecuado era iniciar la perforación, con los protocolos adecuados. Nos comprometimos a evacuar al personal afectado en cuanto el trabajo estuviese terminado y hace una semana lo repatriamos en un vuelo privado. Ya están con sus familias en Buenos Aires y en Lima, previas cuarentenas en hoteles aislados y con tests que en todos los casos dieron negativos”.

Pensando en un escenario postpandemia, el directivo de Pluspetrol afirmó que “si se termina la emergencia sanitaria y se restituye la demanda, nosotros tenemos planes de inversión para toda la región. Esta es una industria de capital intensivo y sin invertir se puede vivir solo en el corto plazo. De todos modos, para tomar decisiones hay que esperar que el mundo recupere cierta normalidad. Todavía estamos transitando la pandemia y en este contexto no sugeriría tomar decisiones de inversión. Trataría de no destruir valor en esta pandemia”, concluyó.

Nuevos mercados para Pampa Energía

Por último, Horacio Turri, Director Ejecutivo de Pampa Energía destacó los cambios a nivel humano que generó la aparición de pandemia. “El trabajo se metió en nuestras casas y eso nos permitió conocer más a cada una de las personas que trabaja con cada uno de nosotros. Descubrimos al padre, madre o hijo que hay en cada uno de nuestros colaboradores”, indicó.

Turri destacó que junto a la implementación del teletrabajo, la compañía brindó una red de contención para los empleados a través de un equipo de apoyo psicológico ante situaciones de stress o angustia que pueda generar el encierro. “También abrimos una línea de asistencia legal porque hay mucha gente que tuvo problemas para resolver cuestiones como alquileres, boleto de compras que se habían firmado y sin tener una asesoría respecto a  cómo seguir adelante”, destacó.

Ante el excedente de oferta que generó la implantación de la cuarentena, Turri contó que Pampa Energía se planteó nuevos desafíos. “En medio de esta crisis pudimos reconvertirnos y tanto en Escalante como en Medanito logramos  muestras primeras exportaciones, fundamentalmente a Europa.  Pudimos colocar casi toda la producción desde abril hasta junio. Para nosotros significó un aprendizaje muy importante y un cambio de paradigma respecto de lo que venimos haciendo”.

Fuente: Econojournal