Los bonos sufrieron fuertes bajas, ante posible quita en la deuda

A siete ruedas de las elecciones generales, los activos argentinos volvieron a sufrir una fuerte caída. En el segmento de renta fija, hubo títulos que se hundieron más de 4% y el riesgo país volvió a saltar, para acomodarse por encima de los 2000 puntos.

Dos factores impulsaron los rojos. Por un lado, los bonos sufrieron fuertes caídas a partir de las declaraciones del ministro de Economía, Hernán Lacunza, en la conferencia de prensa del martes a la tarde respecto al futuro de la deuda argentina.

Lacunza no descartó una quita de deuda y advirtió que el desembolso del FMI podría demorarse aún más. El mercado le respondió con caídas de más de 4% en los bonos dolarizados. “Las bajas se dieron a lo largo de toda la curva con caídas de entre 2/4%.

Volatilidad

La curva de paridades se mantuvo en niveles de entre 44/47% -donde la paridad promedio de los bonos de ley local se ubica en 42%, por debajo del 47% de los bonos con ley extranjera”, explicaron en PPI. El Bonar 2020 bajó un 3,1%; el Bonar 2024 cayó un 2,5%; y el Discount con legislación local (DICAD) perdió un 0,5%, entre los bonos más operados.

En las mesas, también estimaban algún factor adicional a la coyuntura, que la baja puede ser una corrección con toma de ganancias luego de una suba sostenida en las últimas semanas.

“Creo que hasta diciembre vamos a ver algo así, precios moviéndose entre 40% y 55% a lo sumo, dependiendo de las expectativas del gabinete, el programa económico y la oferta de canje”, dijo. Santiago López Alfaro, de Delphos, coincidió y añadió que la incertidumbre en la previa electoral puede sumar su cuota extra.

“Los títulos argentinos claramente están en un rango entre 40% y 50% de paridad y hasta que haya novedades difícilmente salgamos de ese rango”, dijo. Con la baja del miércoles, entonces, el riesgo país borró las mejoras que había alcanzado en las últimas semanas, cuando coqueteó en la zona de 1800 unidades, y volvió a niveles de 2013 puntos,según Rava. El ejercicio que por estos días están haciendo en los mercado es calcular cuanto “daño” puede significar a los inversores la reestructuración de la deuda. “Nada parece estar definido aún, pasando por ende el mercado de momentos de euforia a otros de preocupación. Esto no refleja ni más ni menos que el rango de trading para los bonos argentinos del que tanto hemos hablado. Hay que tener muy en claro que por ahora estamos en un momento de trading y que la posición de comprar y mantener podría recién aparecer más adelante”, había señalado un informe de la consultora Delphos.

Con información de El Cronista