Los bancos ganaron el 15% más en 2017. Depósitos suben 2,2%

El crédito del sistema financiero al sector privado creció un 22% en términos reales. La suba más destacada fue entre los hipotecarios, que registraron una expansión del 148%, ajustados por inflación.
Las ganancias de los bancos subieron en diciembre a $8.612 millones, lo que significó un alza del 28,3% interanual. Así lo indicó ayer el Banco Central, al difundir el informe sobre bancos de diciembre, donde indicó que en relación con noviembre se verificó un avance del 49,34%. Y a lo largo de 2017 las ganancias crecieron un 15%, a $85.930 millones, representando el 3% del activo, o un 25,8% del patrimonio neto, anotando los registros más bajos de los últimos cinco años.
La entidad explicó que “la disminución de los indicadores de rentabilidad anual estuvo liderada por un menor margen financiero (reducción de los ingresos por intereses y de las ganancias por títulos valores, efectos atemperados por la merma de los egresos por intereses) y menores resultados por servicios, en un marco en el que cayeron los gastos de administración del sistema”. Pero en relación con noviembre, el margen financiero del conjunto de bancos totalizó el 11,5% del activo, creciendo 3 puntos porcentuales, ante las mayores ganancias por títulos valores y por el aumento en las diferencias de cotización. Por otra parte, el crédito del sistema financiero al sector privado creció un 22% interanual, al ajustar por inflación. Este fue el crecimiento anual más alto de los últimos 10 años. En 2017 los préstamos a las familias aumentaron un 22,6% en términos reales, mientras que los canalizados a las empresas crecieron un 20,8%. En diciembre, el financiamiento al sector privado aumentó un 2,5% mensual. “Ante el buen desempeño crediticio, a fines de 2017 los préstamos al sector privado alcanzaron a representar 14,3% del PBI, creciendo 2,4 p.p. respecto de fines de 2016”, sostuvo el BCRA. “La profundidad del crédito en la economía totalizó el valor más alto en los últimos 16 años”, agregó.
Las líneas crediticias canalizadas a las familias fueron las más dinámicas a lo largo de 2017, destacándose los créditos hipotecarios, línea que acumuló una expansión anual del 148% al ajustar por inflación. En 2017 se incorporaron al sistema financiero casi 58.500 nuevos deudores hipotecarios, el máximo nivel de nuevas incorporaciones observado en los últimos años. Como resultado, “un total de 210.000 personas humanas mantenían este tipo de financiamiento bancario en el cierre del año (casi 31.500 más que a fines de 2016 de forma neta), cantidad que volvió a crecer a principios de 2017 luego de evidenciar un declive desde 2012”, remarcó la entidad que lidera Federico Sturzenegger.
En tanto, el ratio de irregularidad del crédito al sector privado bajó al 1,8%, nivel similar al de un año atrás. La morosidad de los préstamos a las familias se situó en 2,9% y en 1% en el caso de las líneas a las firmas. A fin de año, “el conjunto de entidades financieras continuó mostrando un holgado nivel de previsionamiento, muy por encima de los requerimientos regulatorios”, remarcó la autoridad monetaria. Y sostuvo que “los indicadores de solvencia del sistema financiero se mantuvieron en niveles elevados a lo largo de 2017, con una pequeña reducción anual a nivel del sistema, por la sostenida expansión del crédito al sector privado”.
Los depósitos del sector privado en pesos aumentaron 2,2% real en 2017, mientras que en moneda extranjera se expandieron 17,5% en el período. En términos interanuales, los depósitos totales crecieron a la misma tasa que la inflación, con lo cual no presentaron cambios en términos reales. En diciembre, los depósitos crecieron 5,3% real, impulsados por los del sector privado (+6,2% real). Las cuentas a la vista explicaron el incremento mensual de los depósitos de las familias y empresas tanto en moneda nacional (5% ajustado por inflación) como extranjera (5% en moneda de origen).
FUENTE: Ámbito