Los bancos crecen aunque descienda la actividad económica

Por las caídas en la industria, la construcción, el transporte y el comercio, por quinto mes consecutivo, en agosto la actividad económica bajó 1,6% interanual. Y entre enero y agosto ya acumula un descenso del 0,9%, según el Estimador mensual de Actividad Económica (EMAE) que elabora el INDEC.

Sin embargo, como viene pasando desde mediados del año pasado, la “Intermediación Financiera”, el rubro que mide la actividad de bancos, seguros, tarjetas y cooperativas de crédito, tuvo un salto del 7,1%, constituyendo por lejos el sector más expansivo de la economía desde mediados del año pasado.

Esto ocurre por el aumento de las emisiones de deuda, la brecha entre las tasas de interés para préstamos y para depositantes y el dólar comprador y vendedor. La pesca, por su parte, creció 13,2%, ayudado por el salto del dólar y mayores exportaciones.

Volviendo al EMAE, en la medición desestacionalizada, en agosto hubo una mejora del 1,3% con relación a julio, debido a que concluyó el shock negativo de la sequía, que impactó durante el segundo trimestre.

De las previsiones oficiales surge que en los próximos meses deberá profundizarse la menor actividad porque en el proyecto de Presupuesto, que tiene media sanción por Diputados, se estimó que 2018 cerrará con un descenso de la economía del 2,4%.

Las ramas de actividad con mayores bajas en agosto fueron la industria manufacturera ( -4,1%) , comercio mayorista y minorista ( -5%), Hoteles y Restaurantes (-1,3%), transporte y comunicaciones ( -3%), y Servicios Sociales (-3,4%).

Otro dato llamativo fue que, luego de 17 meses de expansión, la Construcción tuvo una caída del 0,7% que aumentaría en los meses siguientes.

Todo confirma que la economía atraviesa un período recesivo. El FMI prevé para este año una caída del 2,6% y para 2019 una baja del 1,6%.

Fuente Clarín