Los bancos cambian Leliq que vencen a 7 días por Pases a 24 horas

Los bancos hace algunas semanas empezaron a modificar su estrategia de inversión para intentar cubrirse de las próximas medidas del Banco Central.

Las entidades financieras migraron parte de las Leliq con vencimiento a 7 días hacia un nuevo instrumento: los Pases a 24 horas con tasas de casi 70 por ciento.

Corrió el rumor de que las Leliq a 7 días serían canjeadas por bonos a más largo plazo, el Central busca frenar la maniobra.

El cambio de estrategia odebecería a los rumores que insisten en que las Leliq serían canjeadas por bonos de largo plazo para depurar el balance contable de la autoridad monetaria.

Las estadísticas del Central precisaron el margen de maniobra de los bancos para cuidar su liquidez. El 9 de agosto tenían prestados 5.000 millones de pesos en Pases a un día.

El 30 de septiembre el stock había subido a 224.000 millones. La deuda en Pases se elevó 44 veces en menos de dos meses. La contracara fue el desarme de las Leliq. La inversión en estas letras se redujo en 204.000 millones de pesos. Los bancos aprovecharon las últimas semanas para pasar 1 de cada 5 pesos invertidos en Leliq a los Pases con vencimiento en 24 horas.

La inversión de la banca en Pases del Central es a cambio de un interés diario. La diferencia con las Leliq es que la deuda se devuelve en un día y no en siete.

Pagos de intereses

La ganancia efectiva de los bancos por tener Pases o Leliq era casi idéntica hasta finales de septiembre. Esto generó fuertes incentivos para pasarse de una inversión a otra. El Central empezó a mostrar preocupación por la tendencia y este lunes anunció una medida para limitar la ganancia de Pases.

“La tasa de interés de los Pases pasivos con entidades financieras a 1 día (hábil) de plazo será la mínima de las tasas de política monetaria correspondientes a las Leliqs vigentes, multiplicada por un coeficiente que estará entre 0,99”. En palabras simples: el rendimiento de esta inversión se ubicará en un máximo de 68 por ciento (piso de la tasa garantizada) y un mínimo de 34 por ciento.

La medida desalentó esta semana el desarme de Leliq. Los últimos datos de la autoridad monetaria muestran una baja en el stock de Pases y un repunte en el volumen de deuda en letras a 7 días. Pero en el mercado no creen que esta medida del Central frene definitivamente la maniobra de la banca.

Las Leliq hoy explican parte importante de su patrimonio y el canje por bonos de largo plazo generaría una fuerte pérdida para el sector.

Con información de Página/12