Los anuncios de Intel cubren un amplio espectro de negocios a futuro

La compañía anunció que antes de fin de año comenzará a utilizar chips de 10 nanómetros para sus procesadores.

Hasta ahora, utilizaban tecnología de 14 nanómetros y el nuevo desarrollo le permitirá fabricar procesadores de menor tamaño y menos consumo y calentamiento. Uno de los chips con 10 nm que estará disponible a fin de año es el Ice Lake para equipos ultraligeros y posibilitará la fabricación de sin perder compatibilidad con la arquitectura X86 sobre la que están montadas la mayoría de sistemas operativos y aplicaciones de PC convencional.

La estrategia de Intel se dirige a la informática doméstica y profesional, grandes centros de datos y redes 5G. El fabricante sumará, además, nuevos procesadores: i3, i5 e i7 para desktop y más adelante las versiones para notebooks. Para servidores y centros de datos, la compañía anunció una nueva generación de procesadores Xeon con tecnología de 14 nanómetros, Cascade Lake, chips que serán compatibles con las memorias Optane y tendrán hasta 28 núcleos.

Por otra parte, lanzará un nuevo coprocesador para tareas de inteligencia artificial que se pondrá a prueba en las Olimpiadas de 2020 y un acuerdo con Alibaba y la startup Wrnch para hacer un seguimiento en 3D de los atletas usando sólo la señal de video convencional y un sistema de detección de movimiento con machine learning. De cara a 5G, el fabricante está desarrollando el chip “Snow Ridge”, con tecnología de 10 nm para antenas y puntos de acceso, con el que espera alcanzar al 20% del mercado de puntos de acceso 5G en 2020.